El puente andaluz de los Príncipes de Asturias

Los lugareños tomaron fotografías a los Príncipes y las Infantas en Níjar
Los lugareños tomaron fotografías a los Príncipes y las Infantas en Níjar

Ayer se cumplieron 10 años de aquella primera aparición pública de los Príncipes de Asturias. Casa Real había confirmado dos días antes el compromiso entre el heredero y la periodista, y España esperaba con devoción la comparecencia de la feliz pareja. Hoy, muchas cosas han cambiado, pero una permanece inalterable: el gusto de los ciudadanos por ver a Don Felipe y Doña Letizia. Ambos han deleitado a granadinos y almerienses mezcándose con sus gentes como una familia de turistas más. Aprovechando el puente de Todos los Santos, los Príncipes, acompañados siempre de sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, visitaron Granada, donde se unieron a un grupo de visitantes para ver la Alhambra, subieron al mirador de San Nicolás y recorrieron el Paseo de los Tristes. Curiosos, turistas y vecinos se acercaban para verles en persona y mostrarles su cariño, y aunque las Infantas parecían tímidas al principio, acabaron disfrutando de la amabilidad de los lugareños. Todos aprovecharon para fotografíar a la Familia Real, incluso en el momento en el que se subían al coche, que conducía Don Felipe, para poner rumbo a nuevo destino.

El relevo de Victoria de Suecia

Tras visitar Granada, los Príncipes y sus hijas se acercaron a la localidad almeriense de Aguamarga. Allí decidieron alojarse en el mismo cortijo en el que se hospedaron en abril la princesa Victoria de Suecia y su familia, pero no sin antes hacer un alto en el camino para reponer fuerzas: cenaron en La Taberna, un conocido restaurante ubicado en Mojácar.

Incombustibles, al día siguiente recorrieron la localidad de Níjar, donde visitaron la iglesia parroquial de Santa María y recorrieron el casco antiguo del pueblo. Don Felipe y Doña Letizia cenaron en un restaurante en La Isleta del Moro, uno de los enclaves más conocidos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Ayer domingo se produjo un gran revuelo cuando los Príncipes, amantes del cine y las artes y solidarios con la cultura, se acercaron a Tabernas, en Almería, donde el director británico Ridley Scott lleva a cabo el rodaje de «The Book of Exodus», la superproducción internacional sobre la historia bíblica de Moisés protagonizada por Christian Bale, ganador de un Oscar por «The Fighter». Don Felipe, Doña Letizia y las Infantas Leonor y Sofía acudieron al Paraje del Búho, uno de los lugares donde Scott graba parte de la película. Allí disfrutaron de un día de cine.