Juicio sumarísimo a Isabel Pantoja: la acusan de sinvergüenza, mala, arpía y ladrona

Isabel cuestionada por sus compañeros en pleno directo se enfrentó a todos en su noche más dura en la isla pero se quedó muda cuándo su ex confidente, Mónica Hoyos, amenazó con contar el episodio relacionado con su hija Chabelita que distanció a la cantante y a Chelo durante cinco años.

El favoritismo del programa hacia la estrella de la edición y la actitud de ésta, subleva al resto de concursantes
El favoritismo del programa hacia la estrella de la edición y la actitud de ésta, subleva al resto de concursantes

Isabel volvió a amenazar con un abandono, lo hace en cada gala, pero cuando Albert le dijo “¿y quién te va a creer ahora?”, la tonadillera se quedó muda.

Isabel volvió a amenazar con un abandono, lo hace en cada gala, pero cuando Albert le dijo “¿y quién te va a creer ahora?”, la tonadillera se quedó muda. Isabel Pantoja está cada vez más sola en la isla, sus compañeros no soportan ni su actitud en el programa ni el trato de favor que recibe por parte de la cadena y de la organización del concurso.

La isla está “on fire” y las discusiones entre los concursantes con Isabel Pantoja han llegado a su punto más álgido. Dakota fue la primera en cuestionar el trato de favor de la productora hacia la cantante cuando el programa estaba en sus inicios. Después fue Colate Vallejo-Najera, expulsado ayer por la audiencia tras reincorporarse al concurso tras una grave lesión, el que cuestionó a la artista sevillana acusándola de haber robado una lata de chopped. Y ahora, es Mónica Hoyos y Albert, ambos nominados esta semana, sus nuevos enemigos.

La situación en la palapa era tensa. La tonadillera recriminaba a Albert que no hubiera repartido equitativamente el pollo con el que le había compensado la organización tras raparle el pelo al cero. Y el concursante, generalmente muy comedido, estallaba sin control: ““No te voy a chupar el c...., yo no soy tu mayordomo” . La tonadillera le respondía, sin cortarse un pelo y muy tranquila: ““¿Qué buscas vídeos a mi costa, muchachito? pues no....”

Pero la última en rebelarse contra ella, era su, hasta ahora, gran confidente: Mónica Hoyos. La ex de Carlos Lozano estaba dolida porque Isabel la había nominado y no dudó en llamarla mala persona y sinvergüenza. Pero la cantante no se quedó callada : “¡Yo no soy una sinvergúenza, lo serás tú y malísima lo serás tú también”!. “Me has nominado cuando yo te he ayudado y después de hacer un pacto para nominar a los chicos”-le contestaba Mónica. “Pregúntaselo a Chelo”, le respondía la artista. Y tras los mutuos reproches saltaba la bomba en boca de la peruana: “¿Quieres que yo cuente lo que dices tú de Chelo?”

Tras las palabras de Mónica, Isabel trataba de cambiar de tema pero el hecho de que poco después, saliera a relucir el nombre de su hija, nos hace pensar que Isabel le habría confiado a Mónica la causa de su enfado con su periodista de cabecera. Isabel y Chelo eran íntimas amigas pero dejaron de hablarse durante años cuando la periodista le dejó su casa de Madrid a Chabelita, que pasó una tarde allí sola con un “amigo” cuando aún era menor de edad. La tonadillera jamás se lo perdonó a Chelo y no volvieron a hablarse hasta que, se volvieron a ver las caras en un frío reencuentro en Honduras.