La hermana de Beyonce agredió a su cuñado, Jay Z, la noche de la gala Met

La hermana de Beyonce, Solange Knowles, agredió en un ascensor a su cuñado, Jay Z, cuando subían a la fiesta posterior a la gala del Met, según recoge un vídeo de seguridad distribuido por el portal TMZ. Todavía vestidos de gala, Beyonce, Solange y Jaz Z compartían el ascensor de subida a la azotea del hotel Standard, en Nueva York, cuando, según se puede ver en este vídeo, la hermana de la cantante de "Crazy in Love", con el bolso en la mano, comenzó a pegar Jay Z hasta el punto de que el personal de seguridad tuvo que apartarla de su cuñado y frenar nuevos conatos de agresión.

Aunque Beyonce, de 32 años, y Solange, de 27, presumen habitualmente de su sólida relación fraternal, algo sucedió aquella noche y, dado que el vídeo no tiene sonido, ha desatado todo tipo de especulaciones, hasta el punto de convertirse en tema del momento en Twitter el "hashtag"#WhatJayZSaidToSolange (lo que Jaz Z dijo a Solange).

Solange es, como su hermana, cantante, actriz y modelo, aunque con notable menor repercusión que Beyonce, quien esa misma noche puso en su perfil de Instagram una oración que rezaba: "Señor, dame discernimiento y fuerza para separarme de quien no es una buena influencia".

Tanto Beyonce como Jay Z, según el vídeo, mantuvieron la calma en una discusión en la que se observa a uno de los presentes detener el ascensor para que la escena quedara en el ámbito privado, aunque después de lo que parecía una discusión verbal, cuando se volvieron a abrir las puertas del ascensor, Solange volvió a la carga de nuevo contra el padre de su sobrina, Blue Ivy.

Esa misma noche, Beyonce, vestida de Givenchy, fue unánimemente vitoreada como una de las mejores vestidas de la gala, mientras que Solange, con un vestido color melocotón, se hizo en cambio una presencia fija en las listas de las peores vestidas.

Según el New York post, al abandonar la fiesta, Solange, con cara de pocos amigos, se subió a un coche negro al que se dirigieron también Beyonce y Jay Z, pero este último, tras hablar con el guardaespaldas, solicitó otro coche para él, dejando a las dos hermanas Knowles marcharse juntas sin él.