Gloria Camila, la mejor cura de Ortega Cano

Una amiga de la familia relata a LA RAZÓN que la hija del torero tiene un romance con un joven sevillano y «su padre está feliz al verla enamorada»

No corren buenos tiempos en Yerbabuena pero en casa de Ortega Cano hay quien a pesar de todo, pone al mal tiempo buena cara: Gloria Camila. El amor ha llamado a su puerta y no puede ocultar la ilusión, ni su padre la alegría de ver a su pequeña feliz después de todo lo que ha sufrido en los últimos años. Es la niña de sus ojos y no puede negarlo. Pero también su confidente, su apoyo y su guía en los peores momentos. Un peso que no aguantaría cualquier adolescente; sin embargo, nada ni nadie ha conseguido alejar a Gloria Camilla (de 17 años) del diestro. Ni las diferencias entre su hermano José Fernando y su padre, ni Ana María Galdón ni el recién nacido. «Son uña y carne; la pequeña bebe los vientos por él, que a su vez se desvive por ella», declara a LA RAZÓN una amiga de la familia, que recalca el hecho de que Gloria sea la única capaz de amansar las aguas en la tormentosa vida del torero: «Es una bendición, su alegría y optimismo llenan la casa; están felices al verla enamorada», afirma.

Y, según cuenta, el motivo de su felicidad se llama Fran Trastallino. Un sevillano de 21 años e hijo de la diseñadora de trajes de flamenco Rocío Trastallino, a quien Gloria conoce desde niña. «Están muy contentos y enamoradísimos», afirma el círculo cercano a la pareja, y añade: «Aprovechan cualquier momento para estar juntos». Un hecho que es posible constatar a través de su perfil de Twitter, donde los jóvenes no dudan en hacer partícipes de su amor a sus seguidores con imágenes de lo más variopintas: desde una tarde de merienda hasta una escapada a la nieve –Fran es aficionado al «snow»–.

Además, ahora cuentan con más facilidades que antes desde que Gloria Camila reside también en Madrid, ciudad a la que Fran se trasladó en 2008 para comenzar sus estudios de Marketing y Empresa en ESIC. «Es un chico muy responsable y estudioso, aunque eso no le resta picardía. Le gusta la fiesta», relata un conocido, y añade: «Con Gloria es tierno y cariñoso». Pese a su juventud, el joven ha trabajado como coordinador en la organización y gestión de eventos de British American Tobaco, como «product manager» en Rives Pitma, y, al parecer, podría comenzar una nueva aventura profesional en la agencia Efe. En su perfil en las redes sociales se describe a sí mismo como empático, creativo, con habilidades comunicativas, con capacidad para trabajar en grupo y adaptarse a nuevas situaciones. Todo un partido para Gloria Camilla y un buen yerno para el torero, que, por lo visto, ya ha dado su aprobación a su hija. Y no ha sido el único, porque la madre de Fran, pese a su discreción, no puede ocultar su alegría. Siente auténtica devoción por Gloria, a la que cada año viste de flamenca el día de su cumpleaños: «Es muy linda, cada vez está mas guapa. Es toda una mujercita. La quiero muchísimo», comenta Trastallino a este diario, al tiempo que recuerda que, aunque salen juntos, «no dejan de ser unos críos».

Para pocas fiestas

Pero el amor no entiende de edad y durante el desfile benéfico organizado por Trastallino a finales de febrero quedó latente la química entre ambos: el chico se deshizo en halagos con la hija de Rocío Jurado, mientras ella le dedicaba miradas de complicidad a cada paso. Experiencia sobre la pasarela les sobra, desfilaron juntos de niños aunque ésta era la primera vez que lo hacían como novios, «y eso les ponía nerviosos», apunta una persona cercana a la pareja.

Por si fuera poco, Camila invitó a Fran a soplar las velas con ella sobre el escenario junto a su hermano José Fernando mientras el público entonaba el «Cumpleaños feliz». Los tres forman un tándem perfecto y acostumbran a salir de fiesta juntos, como hicieron tras el evento, en el que también participó su hermanastra, la hija mayor de Ana María Aldón, actual pareja de Ortega Cano. «Los niños se llevan de maravilla entre ellos y con Ana María. Además, están contentísimos con la llegada de su nuevo hermano», explica el entorno familiar, que excusó la ausencia del diestro en el acto porque éste «se encontraba mal... pero el cumpleaños se celebró en Yerbabuena aunque entre los adultos el ambiente no está para muchas fiestas». Sus hijos son optimistas y apuestan por ver el lado positivo de este 2013: «Toda la familia está muy feliz con el nuevo bebé. A mi padre se le ve en la cara lo contento que está.... Pienso que cambiarán las cosas con mi padre», aseguró a los medios José Fernando durante el desfile. Parece que ante las dificultades el clan Ortega ha vuelto a unirse y, pese a los problemas con los tribunales, sus hijos están más que dispuestos a echarle un capote.