Libros

Gwyneth Paltrow busca finca para volver a Toledo

La actriz tiene una segunda familia en Talavera de la Reina, ciudad en la que vivió a los 15 años durante un intercambio

Paltrow participó en el programa televisivo «Spain... on the road again». En la imagen, junto a Ferrán Adrià y el chef Mario Batali (izda.)
Paltrow participó en el programa televisivo «Spain... on the road again». En la imagen, junto a Ferrán Adrià y el chef Mario Batali (izda.)

Es tal el amor que siente por España, que Gwyneth Paltrow se refiere a nuestro país como «mi segundo hogar». Pese a haber vivido en Londres los últimos años, la actriz estadounidense se confiesa una enamorada de nuestras costumbres y se deshace en elogios por nuestra cultura. De hecho, quiere comprarse una finca en un lugar que conoce muy bien, Talavera de la Reina. Y una persona de su confianza ya está visitando distintas propiedades desde hace semanas. El asunto se lleva muy en secreto, porque no quieren que los vendedores, al conocer el nombre de la posible –y multimillonaria– compradora, eleven desorbitadamente los precios.

Buen «feeling»

En una de sus últimas visitas a nuestro país, afirmó que «España ha llegado a ser como mi segunda casa. Es tan diferente a los EE UU... Aquí hay historia, los edificios tienen siglos de antigüedad y te encuentras monumentos del siglo V antes de Cristo; es increíble. También la manera en que la gente vive en España me gusta mucho, disfrutan un poquito más de la vida. No van corriendo a todas partes como en Nueva York o Londres, valoran muchísimo el tiempo con la familia». La oscarizada actriz recuerda que «a los 15 años fui a un pueblecito a las afueras de Talavera de la Reina y tuve una experiencia realmente maravillosa. Verdaderamente, cambió mi vida». Han pasado casi treinta años y, hoy, aquella jovencita es una de las artistas más populares del mundo. Pero nunca ha olvidado su feliz estancia en Talavera, y tiene decidido comprar una finca cerca de esa localidad para disfrutar de ella con su marido, Chris Martin (vocalista del famoso grupo musical Coldplay), y sus hijos, Moses y Apple. Al igual que su famosa mamá, los dos conocen nuestro idioma. Gwyneth asegura que el menor habla un poco de castellano, pero que entiende todo. Y que el mayor lo domina. No es de extrañar: su niñera es española, al igual que la mejor amiga de su madre en Londres.

La protagonista de «Shakespeare in Love» presume, además, de tener una segunda madre que, como no podía ser de otro modo, es española: se llama Julia Ruiz y se trata de la mujer que la acogió durante un intercambio de estudiantes cuando sólo era una niña de 15 años. Y es que, como la propia Julia ha confesado: «Desde el día que la conocimos hubo un ''feeling'' muy especial con ella». Por su estrecha relación con la intérprete, la familia Lázaro Ruiz es, de hecho, muy conocida en Talavera, la ciudad que en 2003 le otorgó a Paltrow el título de Hija Predilecta. Por aquel entonces ella aseguró que «tener una familia aquí es la cosa más bonita del mundo» y que fue en su estancia en la localidad manchega donde aprendió a «comprender la vida».

Le gusta recordar su experiencia en una boda en Talavera para reflejar cómo son de «espontáneos y genuinos» los españoles. El enlace –en el que se casaba su hermana «postiza»– comenzaba a las seis de la tarde, pero «a las cuatro estábamos todavía todos reunidos de sobremesa, incluyendo a los novios. Mi madre biológica se asombró de lo relajados que estaban. ¡Y dos horas más tarde entraron en la iglesia bellos y felices, y todo quedó perfecto!», recordaba en 2012 en una entrevista para un diario local. «Esa facilidad de disfrutar de la vida es lo que más me atrae de ustedes», añadía.

Si finalmente se ultima la compra de la finca, veremos más tiempo a Gwyneth y a su marido en tierras toledanas, donde ella se siente como en casa. La pareja acaba de desmentir los rumores de crisis en su matrimonio y hace apenas unos días ofrecieron todo su apoyo a las labores de reconstrucción que Sean Penn lidera en Haití, al asistir a la gala benéfica que organizó el actual novio de Charlize Theron en Beverly Hills y comprar por medio millón de dólares un cuadro de Banksy, el misterioso artista urbano que se hizo famoso por sus grafitis.

Aventura gastronómica

Paltrow rodó el programa «Spain...on the road again», un viaje por España que quedó plasmado en una serie de 13 capítulos. El programa trató de redescubrir para el público norteamericano la gastronomía tradicional, así como otros encantos de diversas zonas de la geografía española. En compañía de la actriz española Claudia Bassols, el chef televisivo Mario Batali y del prestigioso columnista del «New York Times», Mark Bittman, Gwyneth actuó como anfitriona en España gracias al conocimiento que adquirió de nuestro idioma. Posteriormente, ha escrito un libro de recetas de cocina estadounidenses con influencia española, que se ha publicado en inglés y castellano.

El detalle

EMBAJADORA DE LA CIUDAD DE LA CERÁMICA

Gwyneth se declara una enamorada de España y de sus costumbres. Desde que a los 15 años viajase a la localidad toledana de Talavera de la Reina se ha convertido en embajadora de la ciudad de la cerámica, aunque poco se sabe acerca de su estancia en nuestras tierras, ya que su familia española ha querido respetar la intimidad de la actriz. Se adoran. Tanto que sus dos madres, la biológica, Blythe Danner, y la toledana,Julia Ruiz, mantienen una buena relación.