Martín, el regalo de Reyes para la prensa rosa

Sara tras acudir ayer a una revisión
Sara tras acudir ayer a una revisión

Después de entrenar con el Real Madrid, su portero y capitán, Iker Casillas, ha vuelto a la clínica Ruber de Madrid para estar con su pareja, la periodista deportiva Sara Carbonero, y con su hijo recién nacido, Martín.

«Quiero compartir contigo el momento más importante y emocionante de mi vida: el nacimiento de mi hijo. Tras largos meses de espera, Martín ya está aquí. Ha pesado 3,850 kg. y tanto él como la madre se encuentran perfectamente y ahora descansan». Como otras muchas celebridades, Iker Casillas ha utilizado las redes sociales e internet –en este caso su página oficial–, para, alrededor de las 18:30 horas de ayer, anunciar la llegada al mundo de su primogénito fruto de su relación con Sara Carbonero: Martín Casillas Carbonero. Además de afirmar de que estaba «tremendamente feliz» y de que «sin duda 2014 ha empezado con muy buen pie», el capitán de Real Madrid ha reconocido explícitamente que quería manejar el tempo de dónde y cuándo anunciar oficialmente el anuncio del nacimiento de su primogénito: «He querido comunicarlo a través de IkerCasillasWorld porque es un medio propio donde os encontráis mis más fieles amigos y seguidores. Un besazo». Es el primer niño del «baby boom» de las celebridades patrías, a la espera del nacimiento del hijo de Sergio Ramos y Pilar Rubio, Puyol y Vanessa Lorenzo, Rosauro Varo y Amaia Salamanca y Elsa Pataky y Chris Hemsworth, entre otros.

Está por ver si podrá controlar en un futuro próximo todos los datos e instantáneas de su vástago. Martín acaba de nacer y ya se ha convertido, no sólo en la alegría de sus padres, también de la prensa del corazón, que esperaba su llegada al mundo con las expectativas al alza, ya que será el bebé más codiciado por las cámaras en 2014. Tres días después de que comenzase el año, Sara Carbonero dio a luz a su primer hijo en la clínica Ruber Internacional, a la que llegó a las ocho de la mañana acompañada de Casillas. El bebé nació sobre las tres de la tarde por cesárea, apenas 24 horas después de que sus padres acudiesen al centro clínico para su última revisión ginecológica, por lo que todo apunta a que el parto era programado. No en vano, Casillas pidió permiso al Real Madrid para no viajar con el equipo a Doha, donde justo antes de ayer su equipo jugaba un partido amistoso, y quedarse en la capital para acompañar a su pareja en el parto, que se preveía que iba a ser inminente.

Asimismo, la presentadora de Mediaset se cogió la baja laboral prácticamente quince días antes del nacimiento, el pasado 16 de diciembre. Desde entonces, no se ha prodigado mucho. Eso sí, se puede seguir el rastro de ella y de su pareja a través de las fotografías que Iker Casillas ha colgado en su cuenta personal de Instagram. Así, se supo que la pareja pasó la Nochebuena en el pueblo natal de Sara, Corral de Almaguer (Toledo) y la Nochevieja en Navalacruz (Ávila), junto a la familia del portero. El pasado 31 de diciembre, Casillas ya practicaba como padre solícito fotografiándose con un bebé de pocos meses, Mateo, sentado en sus rodillas con el que veía dibujos animados. Horas después, colgó la que última instantánea pública de Sara Carbonero embarazada. La pareja aparece en blanco y negro minutos antes de tomar las uvas. Ahora sólo falta que, a través de IkerCasillasWorld, como no podría ser de otra manera, la pareja publique una fotografía del recién nacido, al igual que hizo hace pocos días su compañero de equipo Xabi Alonso, que colgó una instantánea de su su recíen nacida hija Emma.