Actualidad

Lady Gaga: del placer al dolor en cinco segundos

El vídeo que recoge el momento en el que la artista, a horcajadas sobre el fan, del escenario se ha hecho viral.

Por los suelos... así acabó Lady Gaga en Las Vegas cuando se montó sobre un “little monster” en pleno show

Publicidad

Lady Gaga, que continúa arrasando con su último trabajo “Shallow” que acumula cerca de 1.000 millones de reproducciones en Spotify, ofreció anoche un concierto en Las Vegas. Pero lo que sucedió antes de interpretar su canción “Million Reasons” podría haber puesto en jaque su futuro. La cantante sufrió un aparatoso accidente, afortunadamente sin consecuencias graves. El accidente tuvo lugar cuando uno de sus “little monster”’, sus fans más entregados, subió al escenario y cogió a horcajadas a la artista, que le siguió el juego simulando practicar sexo con el joven.

Subida sobre él, rodeando con sus piernas la cadera del chico, se movía simulando tener placer cuando el fan perdió el equilibrio provocando que ambos acabaran a los pies del escenario. En las imágenes que están arrasando en Internet puede verse como de la euforia del momento se pasa, en apenas cinco segundos, al dolor. Los gritos de sus seguidores y los de la propia cantante, que maldice en inglés su mala suerte, dan buena prueba de los tensos momentos que se vivieron en el escenario hasta que, la diva, se levanta y trata de tranquilizar a sus fans y especialmente al chico que provocó su caída, que no dejaba de llorar.

Publicidad

Nada más levantarse del suelo, en el vídeo que circula por la red, se puede escuchar a Lady Gaga tranquilizando a las personas que acuden a socorrerle: “no ha pasado nada, estoy bien” Y sin perder su sentido del espectáculo pidió unas escaleras para volver al escenario acompañada del inconsolable joven que casi le rompe la crisma. Conmovida por sus lágrimas, le dedica unas palabras emocionada: “no te preocupes, todo está bien. Prométeme algo. Perdónate por lo que acaba de pasar”.

Publicidad

Tras el accidente, todo parece indicar que salvo el fuerte golpe y algunas contusiones, Lady Gaga sigue en plena forma. De hecho, acabó el concierto, sin precisar ningún tipo de asistencia médica.