Los desafíos de Leonor al cumplir 14 años

La Princesa estará el lunes en Barcelona junto a los Reyes en un momento difícil. Recordará las palabras de su padre: "Valentía y coraje".

La Princesa Leonor durante su primer discurso público. Foto: Alberto R. Roldán
La Princesa Leonor durante su primer discurso público. Foto: Alberto R. Roldán

La Princesa estará el lunes en Barcelona junto a los Reyes en un momento difícil. Recordará las palabras de su padre: "Valentía y coraje".

Los 14 años que cumple hoy la Princesa Leonor marcan un momento crucial en su vida personal, puesto que ha dejado ya de ser una niña para convertirse en una jovencita, pero también en su condición de heredera de la Corona. Los Reyes, sus padres, creen que ya es momento de que su primogénita asuma de forma más activa su papel de ser la primera en la línea sucesoria de la institución monárquica y que empiece a desempeñar tareas oficiales aunque siempre, eso sí, acompañada por su hermana menor, la Infanta Sofía.

La Princesa de Asturias podrá celebrar este año su cumpleaños en familia ya que los Reyes tienen hoy su agenda vacía y ella no tiene que ir a clase al ser declarado día no lectivo. Así que seguro que podrá compartir este día tan señalado para ella con sus padres, hermana, abuelos y otros familiares, lo que no quita para que por la tarde o quizá el fin de semana pueda reunirse con sus amigas del colegio y festejar su décimo cuarto cumpleaños.

La joven princesa ya ha enfrentado uno de sus grandes retos en esta nueva etapa vital que ha iniciado y, según la mayoría de los que la han visto en su debut en el acto de entrega de los Premios Princesa de Asturias, ha salido airosa del trance en el que pronunció unas palabras sencillas, emotivas y en las que sentó plaza de que por sus venas corre sangre, del color que sea, pero asturiana. Una intervención en la que tuvo también el gran detalle de dedicar un par de frases a su abuela Sofía, que sonrió encantada por esa mención especial de su nieta.

Ahora, la Princesa Leonor está a punto de enfrentarse a otro desafío: su visita a Barcelona para participar en los actos conmemorativos del décimo aniversario de la Fundación Princesa de Girona. Pero en este caso, el reto tiene más riesgos dado el ambiente hostil a la Familia Real que se vive hoy en la capital catalana causado por los separatistas. Éstos no han perdonado a Felipe VI la alocución pronunciada el 3 de Octubre de 2017 que devolvió la confianza a los catalanes al asegurarles que no estaban solos y hacer un llamamiento a los poderes del Estado para que se recuperara la convivencia pacífica en la Comunidad catalana. La heredera de la Corona ya sabe que no todo va a ser un camino de rosas en su camino ya que el Rey, su padre, se lo ha dicho en muchas ocasiones, tanto en público como en privado. La última vez, hace un par de semanas en Oviedo, cuando el monarca recomendó a su hija no olvidar que su deber será “actuar siempre con el ánimo esperanzado, con coraje y con valentía, creciendo en responsabilidad, en bondad y en ejemplaridad”. También le recordó don Felipe a su heredera el “compromiso personal e institucional que tiene con España como heredera de la Corona”.

Así que es muy probable que en este fin de semana previo a la presencia de la Familia Real en Cataluña, un compromiso que mantienen por encima de amenazas de los separatistas como no podía ser de otra manera, los Reyes expliquen a sus hijas que quizá haya que echar mano de ese coraje y valentía que su padre recomendaba para afrontar algún momento de tensión o situación difícil provocada por los que quieren romper la unidad de España.