Paris Hilton está deseando ser madre

La rica heredera no podría estar más orgullosa de ejercer como la “tía guay” de dos niñas pequeñas a las que puede mimar y dar todo tipo de caprichos, aunque también le gustaría poder tener su propio bebé.

Paris Hilton ha mostrado su deseo de disfrutar cuanto antes de la maternidad
Paris Hilton ha mostrado su deseo de disfrutar cuanto antes de la maternidad

La rica heredera no podría estar más orgullosa de ejercer como la “tía guay” de dos niñas pequeñas a las que puede mimar y dar todo tipo de caprichos, aunque también le gustaría poder tener su propio bebé.

La estrella televisiva Paris Hilton ejerce a día de hoy como la orgullosa tía de dos niñas pequeñas, las de su hermana menor Nicky, y en unos meses recibirá un nuevo miembro para su ya de por sí amplia familia después de que su hermano Barron anunciara la semana pasada la futura llegada de su primer retoño junto a su esposa Tessa. Eso explica que la también empresaria haya dejado ahora patente su deseo de seguir el ejemplo de sus hermanos y disfrutar cuanto antes de las bondades de tener su propio bebé.

“Yo soy la tía guay, la tita P. Me encanta Lily-Grace [de tres años] porque se parece mucho a mí cuando yo era un bebé. Viene a mi casa y se lleva todos los juguetes que tengo para ella, un montón de Barbies. Me encanta comprarle todo tipo de regalos, así que se puede decir que soy yo quien la tiene encaprichada. Ahora que ha empezado a hablar, estamos más unidas que nunca. Me están entrando muchas ganas de tener mi propia Paris”, ha confesado la rica heredera en conversación con la revista People.

Aunque de aquí a unos años podrá repetir todas estas dinámicas con la -por ahora- benjamina de sus sobrinas, Theodora (1), eso no ha impedido que Paris haya visto intensificado su instinto maternal y, previsiblemente, su necesidad de explorar las diferentes vías que tiene a su disposición para materializar semejante sueño. En lo que respecta al hipotético padre de la criatura, hay que recordar que la también DJ no ha vuelto a tener pareja desde que, hace ya un año, rompiera su compromiso matrimonial con el actor Chris Zylka.

“Ahora mismo no tengo tiempo para el amor, porque casi no tengo tiempo ni para mí misma. No paro de trabajar y me paso viajando unos 250 días al año. Casi nunca estoy en casa y ahora tengo que mantenerme centrada en mis negocios, en mis amigos y, la verdad, también en mí misma”, explicaba poco después de su separación del intérprete.

Bangshowbiz