Piden cinco años de cárcel para José Fernando

No hay posibilidad de libertad para el joven. José Ortega Cano, pendiente de una operación, podría ingresar en prisión el 27 de diciembre, día de su cumpleaños

Imagen de archivo de Ortega Cano con sus hijos
Imagen de archivo de Ortega Cano con sus hijos

El Ministerio Público se opone a dejar en libertad tanto a José Fernando como a los otros tres jóvenes encarcelados por por agredir y robar a un joven

Será el cumpleaños más amargo. José Ortega Cano celebrará sesenta de vida con la pena de ver a su hijo en la cárcel y con el temor de que él mismo pueda entrar en prisión durante los próximos días. Gracias a sus otros dos hijos, Gloria Camilia y José María, el dolor se atenúa, pero estas Navidades no tienen el síntoma de que vayan a ser mínimamente felices para el veterano torero, sobre todo si se confirma uno de los muchos rumores que en torno a José corren los últimos días. Ortega podría ingresar en la Sevilla 1, la misma cárcel donde se encuentra su hijo, el jueves 27, día de su cumpleaños. En distintos módulos pero en el mismo patio de «recreo». Pero no parece que el ingreso vaya a producirse tan rápido y quizá pueda pasarlo en familia porque podría someterse a una operación para colocarle un marcapasos en el Hospital Ramón Cajal, y aún está pendiente de que recurra al Supremo. Dicen que José Fernando está llevando muy mal su estancia carcelaria, sobre todo porque ya habrá recibido la noticia de que la Fiscalía ha pedido cinco años de cárcel por la agresión y el robo a un joven. Además, el Ministerio Público también se ha opuesto a dejarle en libertad como pidió la defensa alegando su buen expediente escolar, con lo que tendrá que pasar las fiestas entre rejas, al igual que los otros acusados.

Indemnizaciones

Todo un mundo perdido para un chaval de veinte años, con el que, según cuentan fuentes bien informadas, se están cebando algunos presos. José Fernando ingresó en prisión provisional sin fianza el pasado 14 de noviembre. Ayer, la Fiscalía de Sevilla pidió tres años y medio de prisión por el delito de robo con violencia, ya que agredieron a la víctima «con ánimo de obtener ilícito beneficio», según el escrito de la acusación; un año y seis meses por un delito de daños; el pago de una multa de 360 euros por una falta de lesiones y el abono de 2.700 por un delito contra la seguridad vial –por «exceso de velocidad e impericia del conductor»–, con el agravante de abuso de autoridad y un atenuante: reparación del daño por haber entregado ya 1.200 euros. Sobre los otros tres jóvenes ha solicitado entre cinco años y medio, para Isaac F.C., y uno y seis meses para Iván N.B. También tendrán los cuatro que indemnizar al agredido con 1419,15 euros por haberle sustraído dinero y diversos objetos y con 8.119 al padre del afectado por el valor del móvil y del vehículo robado que terminaron incendiando «con intención de evitar la recuperación» por parte de su dueño.

Otro de los rumores nos acerca a una posible petición del veinteañero de que vaya a su celda un sacerdote, lo que supone que estaría buscando ayuda espiritual. También, que ha decidido volver a estudiar dentro de la amplia gama de actividades que la cárcel ofrece a los internos. En su caso, se habría puesto manos a la obra para conseguir el título de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO).Y un cotilleo más: las acusaciones contra José Fernando de tener poco aseo personal dentro de la cárcel. Algo, lo de que le gusta poco lavarse cada día, que ya se decía mientras estaba libre.

El apoyo de Gloria Camila

Tras la visita de su padre al muchacho en la Sevilla 1, la noticia de que este último podría entrar en prisión le ha causado al primero un auténtico shock, según nos descubre un familiar: «José Fernando se ha dado cuenta de muchas cosas dentro de la cárcel, sobre todo del daño que le ha hecho a su padre por su mal comportamiento. Y ahora están más cerca que nunca. Por ello, no quiere ni imaginarse que se encontrarán los dos en prisión. Lo malo es que eso es lo más probable». Por eso, la familia Ortega se están volcando con José Fernando y le visitan siempre que pueden. Curiosamente, Gloria Camila, que cumplirá 18 años el 21 de febrero, se está revelando como la mujer fuerte de la familia en esta situación tan delicada y no duda en acudir.

Esta Nochebuena, seguro que José Fernando recordará aquellas otras tan felices que compartió con su madre adoptiva, Rocío Jurado, a la que hoy tanto echa de menos. Y es que, entre cuatro paredes y a oscuras, uno tiene mucho tiempo para recapacitar.

El hermano «Marismeño»

La familia no ha querido, a pesar de las circunstancias, dejar solo a José Fernando en estas fechas, y aparte de la visita que recibió de su padre hace unos días, y que el propio diestro defendió en un programa de televisión, el sábado veíamos a su hermana Gloria Camila y a su tía materna, Gloria Mohedano, entrar en el recinto carcelario. A la salida, caras serias y de preocupación absoluta. Y también han pasado por allí, para dar ánimos y cariño al preso, su padre, sus tíos, Paco, José Antonio, Aniceto y Eugenio, algunos de sus primos, y Pepe «El Marismeño», que, dicen, se ha convertido en una especie de «hermano mayor» para el hijo del torero.