Libros

Toni Cantó: «No me ha intentado ligar ninguna diputada»

Profesión: diputado de UpyD y actor. Nació: en 1965, en Valencia. Por qué está aquí: por su libro «Movilízate» (Espasa).

Toni Cantó
Toni Cantó

–«Movilízate». Parece una llamada a filas...

–Hay que llamar a filas a la ciudadanía cuando la política está como está.

–¿Qué nos debería movilizar?

–La esperanza: las cosas pueden mejorar si conseguimos hacer política de Estado y no de partido.

–¿Y a usted qué le moviliza?

–La necesaria regeneración de la política.

–Ya estaban en eso en el siglo XIX...

–Si pensara que no se puede cambiar, no estaría en política.

–¿No le parece que regeneración y política son casi términos antagónicos?

–Si no hay regeneración, vamos por mal camino. Llegarán fascismos de derechas y de izquierdas, como en Grecia.

–¿Qué le ha decepcionado de la política?

–Sólo me frustra de vez en cuando la lentitud del Congreso.

–¿Qué ha aprendido en el tiempo que lleva ahí?

–Paciencia, medida y pragmatismo, pero no quisiera convertirme en alguien políticamente correcto, en alguien que habla y no dice nada.

–¿Los políticos son más vanidosos que los actores?

–Hay un empate. La vanidad no es patrimonio de nadie, es de toda la humanidad.

–¿Ve el Congreso como un gran escenario?

–A veces, sí. Y mis primeras interpretaciones me costaron. Impone más respeto que estar ante miles de personas.

–¿No le tienta volver al teatro porque ahora sí que está en el gran teatro?

–Ya ve: está claro que no me he ido, sigo ahí.

–¿Se presentará a las próximas elecciones?

–Siempre he pensado en un par de legislaturas. En un par con un par.

–No se sabe si le ha tirado los tejos alguna diputada...

–No me ha intentado ligar ninguna, pero no pierdo la esperanza.

–¿Bárcenas es un personaje shakesperiano?

–Es un villano de Shakespeare, sí. Ojalá tuviera un idioma shakesperiano.

–¿Lo de Urdangarín es digno de Molière, de...?

–Es digno de un vodevil o de una revista de Celia Gámez.

–«La hechicera en palacio» (opereta del maestro Padilla).