Segovia prepara a su Virgen de la Fuencisla un acto de desagravio

Tras aparecer las coronas robadas a la patrona segoviana

Segovia-El obispo de Segovia, monseñor Rubio Castro, ha anunciado que la Diócesis prepara un acto de exaltación y desagravio para celebrar el regreso de las coronas de la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia, recuperadas por la Policía. Después de agradecer el trabajo de la Policía que, a su juicio, «ha empeñado la vida para trabajar en este caso», el obispo ha declarado que el acto será «como una nueva coronación». La Policía Nacional ha recuperado la corona de la Virgen de La Fuencisla, patrona de Segovia, y la corona y la bola del mundo del niño que porta la imagen en brazos, robadas del santuario, el pasado viernes.

Según declaró a Efe la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, la Policía había barajado la posibilidad de que los actores hubieran enterrado las coronas cerca del santuario, donde aparecieron ayer. La tesis se basaba en que, a los pocos minutos de producirse el robo, estuvo patrullando por la zona un coche policial, de servicio habitual, que pudo ser visto por los ladrones. El hecho de que fuera abandonada la aureola cerca de la puerta del santuario afianzó la tesis de que se deshicieran de alguno de los objetos religiosos y enterraran otros de más valor.

Las coronas han sido encontrados por perros de la unidad de guías caninos de la Policía, a los pies de tres árboles, cerca de un colector y del edificio conocido como «Molino de los señores», a unos 300 metros del santuario, en la margen izquierda del río Eresma. Recuperadas las coronas, son analizadas por agentes de la unidad de policía científica, para valorar si hay algún tipo de huella, para trasladarlas posteriormente al Obispado, que es a quien le corresponde tomar las decisiones en cuanto al regreso al santuario.

Lo que temieron los investigadores era que las coronas salieran al mercado ilegal, lo que habría dificultado su localización.

Un «milagro»
El obispo ha asegurado que, por lo que conocen hasta ahora, las coronas están en muy buen estado e incluso la mano del niño que fue arrancada podrá reimplantarse en la talla. Mientras, el rector del santuario, Serafín Merino, ha considerado el hallazgo como «un milagro» y se muestra convencido de que la Virgen ha escuchado las oraciones de los segovianos y conmovido el corazón de quienes la han ultrajado para devolverle sus coronas.