El joven degollado en La Cubierta no pudo defenderse

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El joven que murió en la zona de discotecas de La Cubierta de Leganés, en mayo de 2008, tras ser agredido en el cuello con una botella de cristal, no pudo defenderse, según confirmó ayer el médico forense que le practicó la autopsia.En el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial a Jonathan P.J., Francisco José G.G., Hilario Jesús Y.E. y José Antonio A.A., el forense aseguró que a la víctima, Bruno S.O., no le dio tiempo a defenderse, ya que sus manos estaban limpias. Además, ha afirmado que Bruno tenía marcas en el cuerpo de haber sido sujetado, probablemente durante la paliza que recibió antes de ser degollado.