El Gobierno decreta que no haya paro en las centrales eléctricas

Ordena que se designen los retenes y brigadas necesarios para solucionar cualquier incidencia.

PULSE EL BOTÓN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO COMPLETAMENTE
PULSE EL BOTÓN «DOCUMENTO» PARA DESPLEGAR EL GRÁFICO COMPLETAMENTE

Madrid- Las centrales energéticas no irán a la huelga. Industria ha ordenado la disponibilidad plena de todos los grupos convencionales térmicos, centrales nucleares, ciclos combinados y centrales hidráulicas, con el bombeo incluido, el día 29 para garantizar el suministro eléctrico, según consta en un decreto publicado el pasado viernes en el BOE. Sólo permanecerán parados los grupos que hayan acreditado su indisponibilidad antes del 3 de septiembre por motivos de mantenimiento o cualquier otro acreditado.
La decisión de Industria responde a un informe de Red Eléctrica de España (REE) acerca de las implicaciones de la huelga en el sistema eléctrico, en el que se advierte del «comportamiento incierto» de las tecnologías renovables y de cogeneración y la necesidad de que su posible falta de contribución afecte al suministro. No obstante, el informe considera que «el margen de reserva del sistema se estima suficiente para asegurar la cobertura de la demanda en la fecha en que está prevista la huelga».
Potencia no disponible
El gestor técnico de la red eléctrica asegura que el 29 de septiembre habrá 3.109 megavatios (MW) de potencia correspondientes a ciclos combinados de gas indisponibles por encontrarse en periodo de revisión, así como 6.000 MW de hidráulica debido al bajo caudal de los ríos, a los que hay que sumar otros 2.300 MW relacionados con la turbinación y el bombeo. Esta potencia total indisponible, de más de 10.000 MW, supone cerca del 10% de la potencia instalada en el país, pero no altera el funcionamiento del sistema, ya que en este momento hay sobrecapacidad y la demanda se encuentra en niveles inferiores a los de otros ejercicios.
En su resolución, Industria ordena también mantener disponibles todas las instalaciones de transporte y distribución de energía, así como los centros de control de Red Eléctrica Española, los retenes y brigadas necesarios y todos los grupos de generación extrapeninsulares.
En los casos de Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, y dada la «casuística de funcionamiento aislado de estos sistemas», Industria ha dispuesto que estén disponibles todos los grupos de generación y las instalaciones de distribución que en dicha fecha estén en operación.