Los indignados de Alfredo

Los rivales en las primarias critican el «dedazo» de Zapatero

De izquierda a derecha, Jorge Martínez Peñaranda, Manuel Pérez y Julián Pastor, tres de los socialistas que han mostrado su interés por concurrir a las primarias del PSOE.

MADRID- La puesta en escena de Chacón renunciando a su candidatura en las primarias no dejó indiferente a un público militante: «Con este paso atrás el PSOE da un paso adelante». Zapatero proclamó así a Rubalcaba candidato a la presidencia del Gobierno, con el apoyo del Comité Federal. Parte de la militancia se ha cansado de su papel de espectador. Y del guión de Zapatero. «Rubalcaba es la mejor opción», señaló en RNE. «Los otros candidatos intentarán conseguir firmas, pero dudo que lo consigan».

Los «otros» no se achantan: Julián Pastor, militante del PSOE en Móstoles; Luis Ángel Hierro, ex diputado en el Congreso hasta 2004 y profesor de la Universidad de Sevilla; José Carlos Carmona, docente de la misma universidad y afiliado al partido desde 1982; Manuel Pérez, oncólogo y militante de Puertollano; y Jorge Roberto Martínez Peñaranda, afiliado al PSOE en Murcia. Su cometido no es fácil: conseguir el aval de 22.000 militantes antes del 13 de junio para presentarse a las primarias. Todos convergen en una misma faceta: se sienten ninguneados por la cúpula socialista.

«Criticamos que Aznar eligiera a Rajoy a dedo y ahora hacemos lo mismo», asegura Pastor, que además de militante en Móstoles ha pasado por el Ministerio de Vivienda en la etapa de María Antonia Trujillo. «Me decepcionan las declaraciones de Zapatero ¿Los demás somos "Alien"? Nosotros a mendigar votos y a Rubalcaba le acogen en su seno», matiza.

Y es que a juicio del arquitecto, «hay que reunificar al partido, Zapatero ha perdido casi el 60 por ciento de los militantes». Pastor señala que invertirá en la educación y sanidad públicas y que «nunca dejaré de escuchar las peticiones de los ciudadanos».

Por su parte, Martínez Peñaranda, secretario de la Organización Sectorial de Nuevas Tecnologías del PSOE murciano, aboga por acortar distancias entre los ciudadanos y la clase política. «Las redes sociales son una herramienta fundamental», asegura Peñaranda, de apenas 33 años de edad, y añade que sus prioridades son el empleo, potenciar la investigación, aligerar los trámites burocráticos para crear proyectos, mejorar el sistema educativo y sanitario y negociar un consenso por el agua. A su juicio, «hay muchas cosas que revisar. El Comité Federal, ya que representa a todas las federaciones, debería consultar a los militantes». Y, por este motivo, pide a los afiliados que le avalen para poder participar.


Todo es posible
No es el único que agudiza el ingenio. De no tener el apoyo suficiente, los andaluces José Carlos Carmona y Luis Ángel Hierro no descartan unirse. «La renuncia de Chacón me impulsó a presentarme», cuenta el ex diputado Luis Ángel Hierro, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales y profesor titular de la Universidad de Sevilla. «Si consigo los avales puedo ganar a Rubalcaba porque son un 10 por ciento, y teniendo en cuenta que en las primarias vota el 55 por ciento, se convierte en un 20», explica. Y deja claro que «es inaudito que el Banco Central no pueda perseguir el pleno empleo, o que las hipotecas no sean liberatorias. No estamos para enseñar economía al presidente».

Por su parte, José Carlos Carmona, doctor en Filosofía, afirma que Rubalcaba no podría compararse con ningún filósofo, porque éstos «son amantes de la verdad». Carmona es además director de orquesta y escritor. Las manifestaciones del 15-M le motivaron a presentarse. Su plan es crear vehículos de comunicación con los ciudadanos, eliminar privilegios de la clase política, suprimir gastos inútiles de las Administraciones Públicas, controlar a las entidades bancarias y reducir el gasto militar.

El oncólogo Manuel Pérez, militante de Puertollano, votaría al PP si lo hiciera en función de su profesión, ya que en las comunidades donde gobiernan los populares «los contratos médicos son más razonables». Pérez auguraba la debacle del 22 M: «Tengo muchas propuestas, simplemente con reducir una hora de trabajo y el salario media hora se solucionan tres millones de puestos de trabajo. No se puede estar a expensas de que los mercados nos financien». Y asevera que «no me voy a arrodillar ante nadie».


Tres «valientes»
David González. Esplugues de Llobregat
Este joven de 33 años pertenece a la corriente denominada «Nuevo Socialismo 3.0». Su lema: introducir un cambio profundo en el PSOE.
Enrique García. Santa Cruz de Tenerife
Este militante canario, de 62 años, tiene claro que no tiene ninguna posibilidad, pero cree que «era su deber y responsabilidad dar el paso».
Juan M. Hernández. Villaverde (Madrid)
Es ingeniero técnico de Telecomunicaciones, de 38 años de edad, y pertenece a la agrupación socialista madrileña de Villaverde.