Louis Viutton escapa de la crisis

El grupo francés ganó un 73 % más en 2010 hasta 3.032 millones de euros.

El grupo francés LVMH (Louis Vuitton) tuvo el pasado año 3.032 millones de euros de beneficio, un incremento del 73 % en un ejercicio que el líder mundial del lujo consideró hoy "excepcional"y que le da confianza para seguir en 2011 con un crecimiento dinámico en el conjunto de sus negocios.

El resultado operativo corriente en 2010 progresó un 29 % hasta los 4.321 millones de euros y el margen operativo subió 1,6 puntos hasta representar el 21,3 % de la facturación, destacó LVMH en un comunicado.

El volumen de negocios, precisamente, dio un salto del 19 % en términos absolutos -del 13 % en cifras comparables- y superó por primera vez el umbral de los 20.000 millones de euros, en concreto con 20.320 millones.

Los ingresos aumentaron en todas las actividades y así en datos equivalentes los ascensos fueron del 13 % en moda y marroquinería (7.581 millones de euros), también del 13 % en vinos y licores (3.261 millones), del 9% en perfumes y cosméticos (3.076 millones), del 14% en la distribución selectiva (5.378 millones) y del 21% en relojes y joyería (985 millones).

La empresa puso el acento en la tendencia favorable de los últimos meses, con un incremento de las ventas del 20% en el cuarto trimestre, y también en que su marca Louis Vuitton registró de nuevo un alza de dos dígitos en el conjunto del ejercicio.

El presidente, Bernard Arnault, señaló que "la calidad de nuestros productos, la originalidad de nuestras marcas y el talento de nuestros equipos, unidos a la recuperación económica, nos permitieron de nuevo ganar cuota de mercado en todo el mundo".

Arnault añadió que en 2011 LVMH tiene intención de "reforzar todavía su avance mundial en el universo de productos de alta calidad apoyándose en la pertinencia de su estrategia de largo plazo", que pasa por centrarse en poner en valor sus marcas, apostar por la innovación y la calidad, así como por la expansión en los mercados con potencial.

El consejo de administración propondrá a la asamblea general de accionistas, que se reúne el próximo 31 de marzo, el reparto de un dividendo de 2,10 euros por título a cuenta de 2010, lo que significará una subida del 27% respecto al año pasado.