El Gobierno asegura que Chávez colabora contra ETA

El secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, ha afirmado hoy que la cooperación con Venezuela en la lucha contra ETA "funciona bien", pero ha evitado entrar en detalles porque se trata de una información que "debe tratarse con mucha reserva".

En un encuentro informativo organizado por el Club Internacional de Prensa, ha asegurado que la lucha contra la banda terrorista es una "prioridad absoluta"de la política exterior de España, si bien ha señalado que desconoce el estado de ejecución de las órdenes de detención cursadas por el juez Eloy Velasco contra seis presuntos etarras que podrían estar en Venezuela o Cuba. Subrayó sin embargo que la cooperación entre Venezuela y España en este ámbito se ha "reforzado"tras la polémica generada por el auto de Velasco, que denunciaba una presunta colaboración del Gobierno de Hugo Chávez con ETA y las FARC. Según afirmó, el Gobierno venezolano ha expresado su "voluntad"de "prestar toda la colaboración"a España en la lucha contra la banda y su entorno "en virtud de los acuerdos bilaterales"suscritos. De Laiglesia evitó pronunciarse sobre la orden de detención dictada por las autoridades venezolanas contra el presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, por tratarse de un asunto "interno"de ese país. Sí indicó en cambio que las relaciones bilaterales que mantiene España con Venezuela son "muy amplias en muchos terrenos"y recordó que existe una numerosa colectividad española en ese país a la que se protege. En este sentido, señaló que la comisión creada entre las autoridades venezolanas y el Consulado de España en Venezuela para analizar los casos de expropiaciones a bienes de españoles ha concluido la "fase de estudio"de todos los casos y tendrá ahora que presentar "propuestas"de solución para cada uno de ellos. Una pausa en la relación con CubaDestacó la importancia de que la UE haga llegado a la conclusión de que "conviene hacer una pausa"en relación con Cuba y haya aplazado a septiembre la revisión de su política hacia Cuba, la Posición Común que desde 1996 condiciona la relación bilateral a que haya avances hacia la apertura democrática y el respeto de los Derechos Humanos. También se mostró convencido de que este "proceso de reflexión"que los Veintisiete han abierto "terminará por producir resultados"y valoró que hayan encomendado al jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, que "siga explorando la posibilidad de ver si se dan las condiciones para abrir un nuevo marco de negociación con Cuba". Confirmó asimismo que la UE y Mercosur retomarán este mes las negociaciones, que no serán "fáciles", advirtió, para concluir un acuerdo de asociación y saludó que tras la cumbre entre la UE, América Latina y el Caribe celebrada en mayo en Madrid -en la que se suscribieron sendos acuerdos de libre comercio con Colombia y Perú- Ecuador y Bolivia hayan reconsiderado su posición más reticente a la firma de este tipo de convenios. Según indicó, esta semana habrá una reunión entre la UE y Ecuador sobre esta materia en la que Bolivia participará como observador. Por último, precisó que antes de que termine la presidencia española del Consejo de la UE, se tiene que decidir que país albergará la sede de la Fundación Eurolac -que pretende implicar a la sociedad civil en las relaciones entre la UE y América Latina y el Caribe- por la que compiten Alemania, Francia e Italia.