Israel escenifica su sacrificio con la entrega de 477 presos

Poco después de las 12.00 del mediodía, Israel daba por concluida la operación de intercambio de prisioneros después de haber entregado a 477 palestinos, muchos de los cuales cumplían cadena perpetua, algunos condenados por ataques terroristas en Israel.

Un total de 95 presos palestinos excarcelados por Israel llegan a Ramala
Un total de 95 presos palestinos excarcelados por Israel llegan a Ramala

El primer ministro israelí considera que el acuerdo es «el mejor posible». En el marco del pacto para el intercambio, calculado hasta el mínimo detalle por Israel y Hamas, un grupo de 27 mujeres fue el primero en ser trasladado a la franja de Gaza, en el momento en el que Guilad Shalit era entregado a Egipto. Entre ellas, Amana Mona, una cisjordana que debía permanecer toda su vida en la cárcel por haber seducido a un joven israelí a través de internet y haberle llevado hasta una trampa mortal. Su puesta en libertad y la de otros –como Nasser Yatemia y Walid Abdel Hadi, condenados por dos atentados en los que murieron más de 40 personas en 2002– es polémica y dolorosa para los israelíes. Una victoria para los palestinos, aunque a medias, ya que muchos no podrán volver a sus lugares de origen ni reencontrarse con sus familias, como el caso de Mona, que ayer se resistió a entrar a Gaza, retrasando la marcha del intercambio. Tras la entrega definitiva de Shalit a Israel, el resto de prisioneros fueron liberados. Unos 300 llegaron a Gaza, transportados en autobuses de la Cruz Roja a través de la frontera con Egipto, aunque la mayor parte de ellos no son originarios de la franja. Allí fueron recibidos calurosamente por el primer ministro de Hamas, Ismail Haniye. Al mismo tiempo, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas, recibía a unos 120 presos en Cisjordania, besándolos en la frente y las mejillas. Algunos pudieron regresar a Jerusalén Este y a Israel, teniendo pasaporte de ese país, mientras que 40 llegaron anoche a El Cairo para ser deportados a terceros países, principalmente Turquía, por razones de seguridad. A los 477 palestinos liberados, les seguirán 550 en un plazo de dos meses, según el acuerdo que incluye a presos con sangre en sus manos: un total de 1.027 palestinos a cambio de un solo israelí.


EMOCIÓN EN GAZA
La alegría por la liberación de los presos palestinos se desbordó ayer entre sus familiares.