MENÚ
miércoles 20 marzo 2019
20:13
Actualizado

Biografía. Fernando Olmeda repasa la apasionante vida del fotógrafo

Gyenes mucho carrete

Era un hombre menudo, de trato fácil, correcto y afable. Así le describen los cientos de personajes que posaron para él.

Tiempo de lectura 2 min.

15 de junio de 2011. 22:25h

Comentada
16/6/2011

Gyenes (pronúnciese Yenes, como nos hace saber Fernando Olmeda, aunque el común de los mortales lo hagamos tal y como se escribe, es decir, mal) fue un artista húngaro que excedió la fotografía, un refinado emigrante centroeuropeo a quien el autor de esta completa biografía define como «un privilegio reservado para unos pocos».

Una casa Art Noveau
Nació en la próspera ciudad húngara de Kaposvár, con un floreciente ambiente cultural, en una casa bellísima con un fachada Art Noveau, como demuestra la imagen de la página 17. Sus estudios se verán interrumpidos y en plena adolescencia se convertirá en aprendiz de electricista: uno de sus primeros trabajos será en el estudio de un fotógrafo, donde recibe una descarga, ¿el destino? De enorme sensibilidad y gusto exquisito, la cámara fotográfica será una parte más de su anatomía. Su desembarco en España fue fundamental: se produce en un momento duro, tras la Guerra Civil, en el que era necesario «un fotógrafo de confianza para un tiempo nuevo», como escribe Olmeda, quien deja al descubierto alguno de los trucos del maestro como el recurso del «lifting natural».

En 1948 abrió su estudio en pleno centro de Madrid, entre Callao y Plaza de España, que se convirtió en punto de reunión del mundo de la cultura (el teatro le fascinaba), el espectáculo y la alta sociedad madrileña. Su objetivo captó la belleza de una Cayetana de Alba con apenas 30 años, de Sara Montiel, Carmen Amaya, Antonio el bailarín (quien fue botones en su estudio), Bing Crosby o Cary Grant (cuando Madrid era una sucursal del Hollywood dorado), en una lista imposible de resumir.

Su máxima era retratar a los hombres como son y a las mujeres como quieren ser. Olmedo destaca la importancia que tuvo en su afianzamiento la serie «Bellezas españolas», publicada en la revista «Semana», así como los retratos de Franco y su familia («Las tres Cármenes» fue portada de «París Match» en 1951). Al final del libro se recogen las fotos preferidas de varias de la retratadas (que explican el motivo), desde Natalia Figueroa (con una instantánea bellísima junto a Raphael) a Nieves Álvarez.

Sobre el autor: Nacido en 1962, Fernando Olmeda es un periodista con más de 25 años de trayectoria y autor de varios libros. Ideal para...: admiradores de Gyenes, un hombre con una impactante trayectoria. Un defecto: La reproducción de las imágenes: habría sido necesario un papel de más calidad. Una virtud: Su amenidad, la apabullante información que maneja, las anécdotas que narra. Puntuación 8

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs