MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
11:23
Actualizado

Loquillo reactiva el ADN común con Sabino Méndez en su «disco más fácil»

Dice Loquillo que "La nave de los locos", fruto de su reencuentro creativo con Sabino Méndez una vez superada su larga y manifiesta etapa de "alejamiento", ha sido el álbum "más fácil" de su carrera, algo que achaca a un ADN común, que en los primeros años 80 alumbró algunos de sus más importantes temas.

  • Loquillo reactiva el ADN común con Sabino Méndez en su «disco más fácil»
    Loquillo reactiva el ADN común con Sabino Méndez en su «disco más fácil»
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de octubre de 2012. 14:52h

Comentada
Madrid. 23/10/2012

"Cuando miro atrás, veo a Sabino", ha certificado hoy el músico en una rueda de prensa celebrada en Madrid junto a Méndez ante la publicación mañana de este trabajo, el tercero que Loquillo edita en menos de un año tras "Su nombre era el de todas las mujeres" y el directo "Loquillo en Madrid".
      
La capital ha sido el lugar escogido para su presentación y no de forma casual. Ellos, dos catalanes en Madrid, se han encargado de subrayar esta circunstancia para tumbar muros y levantar puentes que, en su opinión, otros se encargan de minar.
      
"Si Sabino y Loquillo han sido capaces de superar su enfrentamiento, ¿no lo serán Cataluña y España?", ha bromeado Méndez, que reside en Madrid y fue el compositor de algunos de los mayores éxitos del veterano roquero durante su primera etapa con Los Trogloditas, como "Cádillac solitario", "El ritmo del garaje" o "La mataré".
      
Han calificado las noticias sobre aquel distanciamiento como "una leyenda exagerada". "Siempre nos hemos querido mucho, no tiene nada que ver que estuviésemos 18 años sin vernos", ha ironizado Méndez una vez más.
     
Haciendo gala de una relación cordial, han precisado que durante aquel período nunca dejaron de saludarse y que la mecha de su vieja relación volvió a prender en "paelladas" familiares mucho antes del reencuentro oficial, que tuvo lugar cuando Méndez participó en el concierto que Loquillo realizó en Bilbao en 2006.
      
Han aprovechado además para aclarar que el primer libro del compositor ("Corre rocker: crónica personal de los ochenta", 2000), lejos de agravar su distanciamiento -como consta en el imaginario colectivo-, fue lo que empezó a reunirles de nuevo.
      
"La nave de los locos" (Warner), que han calificado como "un acto de amistad", reúne material inédito, tanto nuevo como antiguo, rescatando maquetas de Loquillo y composiciones guardadas por parte de Méndez, aunque sin perder por ello vigencia en sus letras.
      
"Este es el tiempo perfecto para el rock and roll", ha dicho Loquillo -llamado realmente José María Sanz Beltrán-, que entiende que este estilo "es más una actitud que un sonido", necesario en estos tiempos convulsos en los que "las calles vuelven a arder".
      
El resultado es un disco grabado con la banda en directo en Madrid en un plazo brevísimo por el "ADN" que dicen compartir y que hace que el trabajo sea "superfácil" ("la canción que más tiempo me llevó, la grabé en 14 minutos", ha puntualizado Loquillo).
      
Según lo han descrito, es un disco "de rock total" que no responde a una definición de género exacto, sino que pasa por todos los estilos que ambos han transitado en sus carreras hasta cerrarse con una especie de continuación del anterior álbum de Loquillo, "Balmoral" (2008), en el que ya incluyeron dos temas juntos.
      
"Hubiera sido terrible hacer un disco nostálgico", ha dicho el cantante sobre un trabajo en el que dicen haberse esforzado por no repetirse y que refleja cómo ven el rock "dos personas de 50 años".
      
Se convirtió en un proyecto tan personal que finalmente no llegaron a colaborar en él los madrileños The Right Ons, a la que Loquillo se ha referido como "una de las mejores bandas de su generación".
      
A finales de enero comenzará la gira de presentación de "La nave de los locos", que contará en ocasiones especiales con la presencia de Méndez sobre el escenario, toda vez que el escritor está inmerso en la elaboración de su nuevo libro.
      
A este propósito, se han quejado de las últimas medidas del Gobierno en política cultural y de que sea "más caro comprar un libro que ir al bingo". "No podemos dejar que la cultura sea algo para ricos", ha reivindicado Loquillo.

Últimas noticias

Gastronomía

Pepe, el que se sube a un volcán

| Patrocinado por Endesa.