La juez citará a toda la cúpula de Mercasevilla por la venta de suelo

Alaya invita al «mandado» Mellet a que aporte «datos» sobre la implicación del primer teniente de alcalde.

Antonio Rodrigo Torrijos rodea con su brazo a Fernando Mellet
Antonio Rodrigo Torrijos rodea con su brazo a Fernando Mellet

SEVILLA- La instructora del «caso Mercasevilla» sigue merodeando muy cerca del Ayuntamiento en sus pesquisas. Si el jueves se conocía la imputación de Manuel Marchena, «mano derecha» del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, por la presunta venta irregular de terrenos de la sociedad mixta que gestiona el mercado central sevillano a Sanma, empresa filial de Sando, ahora la juez Mercedes Alaya arroja sospechas sobre un personaje tan clave en el Gobierno local como lo es Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz de IU y primer teniente de alcalde.
En concreto, en un auto notificado ayer al que ha tenido acceso LA RAZÓN de Sevilla, la titular del juzgado de Instrucción número 6 ve un «marcado interés» de Torrijos por la fórmula del concurso público para la adjudicación de los suelos. Alaya mantiene en el escrito judicial que, «en el momento de la investigación que se considere oportuno», el primer teniente de alcalde «tendrá que explicar las razones de su marcado interés sobre la fórmula del concurso público y su intervención en el mismo».
La magistrada recuerda en el auto que el concurso se diseñó presuntamente «con la dirigida finalidad de que la adjudicataria fuera la entidad Sanma» y que corresponde a su ejercicio averiguar «quiénes participaron en la preparación» de los pliegos. Alaya sostiene que la subasta se adaptaba mejor que el concurso público para la venta de los suelos de Mercasevilla. No obstante, se optó por este último, supuestamente «con la intención de que la adjudicación la obtuviera una entidad determinada». El concurso, dice el escrito, es una «fórmula inidónea para la adjudicación de un derecho de opción de compra sobre los terrenos» del mercado central hispalense.
El auto de la juez desestima asimismo de forma íntegra el recurso de forma planteado por la defensa de Fernando Mellet, ex director gerente de Mercasevilla. Alaya invita a Mellet a que «aporte a la causa los datos que posea» en relación a Torrijos o «de cualquiera de los que intervinieron en la aprobación del concurso». Y añade que estas pruebas demostrarían que su rol fue el de «mandado», calificativo que se atribuye en su recurso. «Quién o quiénes le ordenaron y qué le ordenaron sobre el concurso sería, no sólo relevante para la investigación, sino para su defensa», asegura.
Del mismo modo, Alaya ironiza sobre el escrito de Mellet y garantiza «para su tranquilidad» que Torrijos y el resto de posibles personajes relacionados serán citados a declarar cuando se estime necesario. «Los indicios que en aquel momento se tengan desde que comenzara la presente instrucción determinarán la condición procesal en la que deben ser llamados», apunta. La juez apunta en especial a los miembros de la Comisión Ejecutiva de Mercasevilla, que se encargaron de elaborar los pliegos de condiciones para el concurso público de la venta de suelo y, finalmente, resolvieron a favor de Sanma a pesar de que su oferta no era la mejor en términos económicos.