La renta de los españoles más lejos de la europea

Con el devenir de la crisis, a muchos españoles no les va a quedar más remedio que echar mano de la tan manida expresión «no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita». Porque la virulencia de la recesión está haciendo mella en su capacidad para aumentar su riqueza y aumentando la brecha con los vecinos europeos.

La renta de los españoles, más lejos de la europea. Vea el GRÁFICO COMPLETO en documentos adjuntos
La renta de los españoles, más lejos de la europea. Vea el GRÁFICO COMPLETO en documentos adjuntos

Según los datos de la oficina europea de estadísticas, Eurostat, en 2010 la renta por habitante creció en España un 1,8% –440 euros más–, hasta los 24.741 euros, frente al 3,8% –unos 905 euros– que se incrementó de media en la UE. En términos relativos, el PIB por habitante cayó en España hasta el 101%, dos décimas menos que en 2009, y se situó a ocho décimas de la media de la eurozona del 108%. Comparada con Alemania, la diferencia es enorme, al situarse el valor germano en el 119%. Sin embargo, es una décima superior con respecto a Italia. Es a la comparativa con este país a la que se agarra el Gobierno para relativizar la caída experimentada el año pasado. Fuentes del Gobierno destacaron a Europa Press que en 2010 España volvió a superar a Italia (99,6%) en renta per cápita, con lo que el PIB por habitante español se situó 390 euros por encima del de Italia.

Además, recordaron que a pesar del descenso de la renta per cápita española respecto al promedio europeo, en 2010 se produjo el primer aumento desde 2007, coincidiendo con el inicio de la crisis económica. Poniendo en perspectiva histórica los datos de la estadística, los consultados resaltaron que en comparación con 2003, la renta per cápita se ha incrementado un 20% (4.045 euros más) y que, además de haber sobrepasado a Italia, en los últimos seis años España se ha aproximado a los niveles de bienestar de los principales países europeos. En este sentido, se ha reducido en 11 puntos la diferencia con Reino Unido y en 3,5 puntos el diferencial con Francia, cuyo PIB por habitante se situó en 2010 en un 107%, seis puntos por encima del español.