Isabel García mujer de Santiago del Valle: «Declaré bajo coacción»

El espectáculo que Isabel García, la mujer de Santiago del Valle, protagonizó el pasado mes de febrero ante las cámaras de Telecinco está muy lejos de terminar, pese a que su marido y su cuñada ya han sido condenados por el asesinato de la pequeña Mariluz.

Isabel García, mujer de Santiago del Valle, el asesino de Mari Luz Cortés, a su llegada hoy a la Audiencia Provincial de Huelva
Isabel García, mujer de Santiago del Valle, el asesino de Mari Luz Cortés, a su llegada hoy a la Audiencia Provincial de Huelva

En el periplo que la está llevando por distintos juzgados de España, ayer García compareció ante el juez en Huelva por un presunto delito de omisión del deber de comunicar un delito. La comparecencia se produjo como consecuencia de la testificación efectuada en febrero en Madrid ante la Policía Nacional y ante el Juzgado de Instrucción número 43, a raíz de sus declaraciones en «El programa de Ana Rosa», en Telecinco, donde aseguró que su marido había matado a la pequeña onubense. García se acogió ayer a su derecho a no declarar pero aseguró que cuando declaró en Madrid lo hizo «coaccionada».

En declaraciones a los periodistas, el letrado de Isabel García, Leonardo Ponce, incidió en que en la comparecencia de ayer se le precisó que se le iba a preguntar por lo sucedido el día en el que desapareció Mariluz, el 13 de enero de 2008, pero su representada se acogió a su derecho a no declarar e insistió en que en Madrid, sin especificar si en el juzgado, ante la Policía o en televisión, declaró «bajo coacción». La comparecencia de García ante el juzgado no llegó a los 15 minnutos, pero antes de presentarse ante el juez, fue examinada por los forenses durante casi una hora. El letrado señaló que las diligencias siguen abiertas y habrá que esperar a que la jueza resuelva que los hechos son constitutivos de un delito de omisión del deber de comunicar un delito o decida el sobreseimiento de la causa, que es en lo que confía el abogado.


800 euros por la entrevista
La afirmación de García de que fue coaccionada en su declaración ante las cámaras de Telecinco ha planeado sobre «El programa de Ana Rosa» desde el mismo momento en el que se emitieron las imagenes. Un vídeo que salió a la luz días después de esta exclusiva mostraba unas imagenes del descanso de la entrevista realizada en Telecinco en las que Isabel García, visiblemente alterada, pedía a los periodistas que no la grabaran más, mientras que la periodista que realizó la entrevista daba la orden contraria a sus compañeros.

El pasado día 24, Isabel García acudió a los Juzgados de Plaza de Castilla para denunciar que los periodistas de «El programa de Ana Rosa» no la dejaron sola los días previos a la entrevista y no le permitieron hablar con nadie. En esta comparecencia, donde también declararon Ana Rosa Quintana, la directora del programa y el periodista Nacho Abad, García añadió que le hicieron firmar un contrato donde ponía que le pagarían entre 600 y 800 euros, que nunca recibió. Además, señaló que tras la entrevista, un periodista del mismo programa de Telecinco la condujo en su coche a una comisaría diciéndole que iban a ver a un amigo. Ese periodista era Nacho Abad, que en realidad la llevó a la Comisaría General de Policía Judicial, donde García señaló nuevamente a Santiago del Valle como asesino de la niña.


¿Caminoal estrellato?
Enormes gafas de sol de diva del celuloide, cabello teñido de rojo, labios maquillados... Isabel García salió ayer del coche camino del juzgado cual estrella de la televisión. Está, incluso, más delgada. Ha dejado atrás su descuidadísimo aspecto de hace unos meses. ¡Quién la ha visto y quién la ve! ¿Estará buscando su minuto de gloria en algún espacio del corazón. Los rosarios del cuello merecen capítulo aparte.