Paro total en la minería en el segundo día de huelga y más cortes de tráfico

león- Nueva jornada de huelga en las cuencas mineras de Palencia y León con movilizaciones y cortes de carreteras del sector para demandar que el Gobierno rectifique sobre el recorte de ayudas a la minería que provocaría el cierre total. Un día más, volvieron a cortar las carreteras en la provincia de León, en la A-6 a la altura de Camponaraya y, como ya ocurriera también el día anterior, en el peaje de la AP-66 a su paso por la localidad de La Magdalena, puntos en los que se concentraron alrededor de 400 mineros.

Al igual que el miércoles, los cortes de tráfico transcurrieron de manera pacífica, únicamente alterados de manera leve por la tensión generada por algunos conductores que vieron interrumpido su trayecto durante aproximadamente dos horas, entras las once y la una. Sin embarggo, los trabajadores del sector de la minería reconocieron su paciencia con aplausos una vez que levantaron los cortes en ambas carreteras.

Mientras, un centenar de trabajadores de las dos únicas explotaciones mineras del Norte de Palencia, Uminsa y San Isidro y María, se desplazaba hasta la subdelegación del Gobierno en la capital para reclamar la subsistencia del sector con las ayudas pactadas en el Plan del Carbón hasta 2013.

Los mineros, que explosionaron varios petardos de gran potencia, profirieron gritos contra el Ejecutivo del PP y encabezaron una pancarta donde podía leerse «Por el futuro del sector. Por las comarcas mineras».

La concentración se prolongó por espacio de media hora cortándose el tráfico un apmlio tramo de la Avenida del Casado de Alisal, sin que se produjera ningún tipo de incendio.

La segunda de las jornadas de huelga convocadas por los sindicatos mayoritarios fue secundada al 100 por 100 en la cuenca palentina, desde donde se desplazaron dos autocares y varios vehículos particulares para trasladar la inquietud por su incierto futuro a la capital.
«Confiamos en que la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón del 29 de mayo dé algún resultado y no se produzca el 63 por ciento anunciado en el recorte de las ayudas ya pactadas, porque lo contrario es un engaño», según explicó el responsable provincial de minería de CCOO, José Ramón Pelaz.

Sobre las posibles movilizaciones en el futuro si no hay acuerdos «de momento no se plantean pero tampoco se descarta su endurecimiento, ya que es evidente que la situación es dramática y las medidas de presión van a estar ahí para que el Gobierno cambie de parecer».

Por su parte, el responsable de la sección minera de Fitag-UGT de Palencia, Juan Carlos Liébana, consideró que el recorte de más 300 millones de euros previsto en las ayudas que percibe la minería «revienta el sector y supone el cierre total de las cuencas».

Respecto a la situación de los 120 mineros palentinos explicó «que la gente está ya muy cansada de los continuos globos sonda, ya que salimos de un Real Decreto de apoyo al carbón autóctono y ahora se vuelve al conflicto que nos anuncia el final de la minería».