Los dominicanos viven bajo la lluvia jornada de reflexión ante reñidos comicios

Los dominicanos viven hoy, bajo intensas lluvias, una tranquila jornada de reflexión ante los reñidos comicios presidenciales de mañana, que enfrentarán por segunda ocasión al exmandatario Hipólito Mejía, del opositor PRD, y al exministro de la Presidencia Danilo Medina, del gobernante PLD.

Las autoridades electorales informaron de que está todo preparado para las elecciones, en las que más de 6,5 millones de ciudadanos están convocados para a elegir al sucesor de Leonel Fernández.

Uno de los jueces de la Junta Central Electoral (JCE), José Ángel Aquino, confió en que los electores acudan masivamente a sufragar, pese a los aguaceros que afectan hoy a parte del país y que se prevé que continúen durante la jornada de mañana.

Para garantizar las votaciones, la JCE prohibió desde las 06.00 hora local (10.00 GMT) la propaganda política y los espectáculos públicos y no se pueden celebrar manifestaciones o reuniones de carácter público, según establece la ley electoral.

Tampoco se puede vender bebidas alcohólicas hasta tres horas después de terminada la jornada. Las elecciones se registran tras una larga y cara campaña electoral cargada de acusaciones y descalificaciones entre los dos principales candidatos, dos viejos rivales de la política dominicana que se enfrentaron por primera vez en 2000, cuando el ganador fue Mejía, quien gobernó hasta 2004.

Precisamente hoy el socialdemócrata PRD acusó de nuevo al liberal PLD de estar detrás de la compra de cédulas electoral a militantes de esa organización. El coste real de la campaña será difícil de cuantificar, pero sólo en los primeros cuatro meses de este año los partidos políticos gastaron unos 4.500 millones de pesos (90 millones de euros), según estimaciones de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT).

De acuerdo con un estudio de esta entidad, que abarcó 15 de las 32 provincias dominicanas, con más del 85 % de la población total, el 74,7 % de estos recursos fueron gastados por el gobernante PLD.

Otras organizaciones, como Participación Ciudadana (PC), que observará las elecciones, han denunciado la activa asistencia del presidente del país y del PLD, Leonel Fernández, en las campañas proselitistas "acompañado de altos funcionarios, con personal y vehículos, combustibles pagados por los organismos del Estado, lo que se constituye en claro ventajismo competitivo", según afirma.

La campaña, que empezó oficialmente el 15 de febrero, transcurrió en calma, salvo unos episodios violentos en el último tramo que dejaron dos muertos y varios heridos.

Pese a ello, el jefe de los observadores de la Organización de Estados Americanos para estas elecciones, el expresidente uruguayo Tabaré Vázquez, destacó esta semana el ambiente de tranquilidad en que se ha desarrollado la campaña y confió en que el proceso termine sin mayores inconvenientes.

Mañana se volverán a enfrentar Medina, de 60 años, cuya candidata a la vicepresidencia es la actual primera dama, Margarita Cedeño, y Mejía, de 71, quien tiene como compañero al empresario Luis Abinader.

Las encuestas publicadas en los diarios dan al aspirante del partido en el poder favorito para ganar los comicios con hasta ocho puntos de ventaja del principal candidato opositor, quien, sin embargo, se mantiene en cabeza en los sondeos de la radio y la televisión, de carácter más informal.

También compiten por la Presidencia Guillermo Moreno, de Alianza País (AP); Eduardo Estrella, de Dominicanos por el Cambio; Max Puig, de Alianza por la Democracia (APD); y Julián Serulle, del Frente Amplio.

Los dominicanos en el exterior, además, elegirán a siete diputados que representarán los intereses de estos ciudadanos que que residen fuera del país.

A la jornada están llamados a votar 6.502.968 electores, de los que 328.649 residen en el extranjero, y en caso que ningún candidato logre la mitad más uno de los votos se celebrará una segunda vuelta entre los dos más votados el último domingo de junio.

Unos 60.000 policías y militares garantizarán el orden durante la jornada de votación.