«El Rafita» estará libre de la Justicia el próximo viernes

Rafael García, alias 'Rafita', quedará el próximo 25 de junio libre de la Justicia al concluir los tres años de libertad vigilada que le impuso un juez de menores como parte de la condena a cuatro años de internamiento por participar en el asesinato en mayo de 2003 de Sandra Palo, la menor de la localidad madrileña de Getafe que fue raptada, violada y asesinada en 2003.

Rafael F.G., "El Rafita", que en octubre de 2003, cuando contaba 14 años, fue condenado por el asesinato en Madrid de la joven Sandra Palo cumplirá definitivamente el próximo viernes la pena de cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada que le fue impuesta.

Ese día, "El Rafita", que hoy tiene 22 años, quedará libre y sin historial delictivo, han confirmado a EFE fuentes de Instituciones Penitenciarias, organismo que asumió su control el pasado 27 de enero en sustitución de la Comunidad de Madrid, que había supervisado su situación los tres años anteriores.

Su puesta en libertad ha provocado el malestar de la familia de Sandra Palo, especialmente de su madre, María del Mar Bermúdez, que en declaraciones a EFE asegura que es "muy duro de asumir"que el joven condenado por la muerte de su hija quede a partir de ahora "con el expediente en blanco".

"No asumo que no esté Sandra, son siete años sin ella y cada vez la echas más de menos", añade antes de advertir que estará "allí donde haga falta, apoyando casos parecidos"y de subrayar que la Ley del Menor no hace justicia en casos en los que los asesinos son menores de edad pero "saben perfectamente lo que han hecho".

En los últimos meses, "El Rafita"ha estado viviendo junto a otros jóvenes en un piso tutelado perteneciente a una ONG, ha mantenido entrevistas con educadores -a las que en alguna ocasión ha asistido su madre-, además de recibir formación profesional de cara a su inserción laboral.

El joven también ha estado sometido a un control telefónico, según las fuentes consultadas, que han subrayado que, al haber sido condenado de acuerdo con la Ley del Menor, no ha sido posible adoptar ninguna otra medida.

Además, durante este tiempo Instituciones Penitenciarias ha emitido varios informes sobre su evolución que ha enviado al juez del caso.

En este sentido, otras fuentes cercanas al caso han señalado a EFE que el pronóstico sobre la reinserción del joven ha pasado de ser "positivo"a serlo "menos"en los últimos tiempos, especialmente por la influencia que ejerce su entorno más cercano, en el que se incluye a su actual pareja.

De hecho, en los últimos meses, la Policía le ha detenido en varias ocasiones por intentos de robo con fuerza.

Fue el 17 de mayo de 2003 cuando "El Rafita", en compañía de otros dos menores y de un joven de 18 años, introdujeron en un coche a Sandra Palo, de 22 años y que padecía una minusvalía psíquica, cuando esperaba el autobús y la condujeron hasta un descampado donde la violaron y atropellaron en repetidas ocasiones, para posteriormente prenderla fuego.

Los otros dos menores, que tenían 17 años, fueron condenados a la pena máxima que establecía la Ley del Menor -ocho años de internamiento y otros cinco de libertad vigilada-, mientras que a Francisco Javier Astorga, "El Malaguita", el único mayor de edad, se le impuso una condena de 64 años.

Todos ellos, al igual que "El Rafita", fueron considerados autores de los delitos de secuestro, violación y asesinato.