Jerónimo García: «Hay más nobleza en el ring que en el Parlamento»

Jerónimo García: «Hay más nobleza en el ring que en el Parlamento»
Jerónimo García: «Hay más nobleza en el ring que en el Parlamento»

-Ha entrenado a Penélope Cruz, Victoria Abril, Natalia Verbeke, Daniel Guzmán... ¿Aprenden rápido?
-No hay más remedio: vienen con prisas. Además, el actor tiene una capacidad de asimilación superior a cualquiera. Son como esponjas.

-¿Las mujeres pegan con menos fuerza, pero con más...?

-Con más demonio, suelo decir yo. Con más picardía.

-Convirtió al actor Roberto Álamo en Urtain para interpretar la obra de Animalario...

-Fue increíble. Aprendió a boxear en seis meses. Fue una auténtica metamorfosis: no se parecía a Urtain, se convirtió en Urtain.

-¿Se puede convertir en boxeador a cualquiera?

-Para las cámaras, sí. En la vida real, no; hay una parte que no se puede enseñar, hay que nacer con ella. No se puede enseñar a sufrir.

-Boxeó durante 13 años, fue campeón de España amateur, y lo dejó...

-Lo dejé para ser entrenador, profesor. Ahora me gusta más enseñar que boxear.

-Su gran labor: sacar a los chavales de la droga y del mundo «chungo»...

-Sí, les animo a que entren en el deporte para aprender disciplina, constancia y sacrificio. Quien sepa todo eso ya va bien por la vida.

-Les enseña a controlar sus vidas...

-Sí, porque el boxeo es control: control del propio cuerpo, control del rival, control del árbitro, control de la primera fila...Control de todo.

-Cuesta convencer al padre o a la madre de que no es un deporte violento.

-No lo es. El boxeo canaliza la agresividad. Es terapia. Cura las tensiones y te hace mejor persona. Te enseña a ser duro.

-O sea, que es ideal contra la crisis...

-Sin duda. A mí me cura de tristezas y problemas. Hay un dicho mexicano: «Para sentirme vivo, necesito sentirme golpeado».

-Ya puestos, dígame cómo se convirtió en el preparador de las estrellas...

-Todo empezó con Alejandro Sanz, le entrené para un videoclip, y de ahí vino rodado todo. He estudiado un poco de interpretación, y eso ayuda a la hora de enseñarles.

-¿A los diputados les convendría boxear antes de los plenos?

-Antes y después. Hay más nobleza en el ring que en el Parlamento.

-¿Ve con mejor pegada a Rajoy o a Zapatero?

-Zapatero es el fino estilista, Rajoy el duro fajador. Suele ganar el fajador.

-¿Aunque arbitre Rubalcaba?


Con firma propia
Profesión: boxeador.
Nació: en 1970, en Madrid.
Por qué no veranea: no cierra su gimnasio «La Escuela» y prepara a Roberto Álamo para hacer «Urtain» en TVE.