Plácido debut de Feliciano López mientras Almagro cae eliminado

El tenista español Feliciano López tuvo un plácido debut en su décima participación en el Abierto de Estados Unidos, tras superar al japonés Tatsuma Ito por 6-2, 6-4 y 6-4, tras casi dos horas de partido.

La diferencia en la clasificación entre ambos jugadores, que nunca antes se habían enfrentado, quedó patente en el primer set. Al toledano le bastó poco más de media hora para apuntarse el primer parcial ante el 102 del mundo.

El jugador nipón, que disputaba su primer partido de Grand Slam, mejoró su juego en la segunda manga pero no lo suficiente para inquietar al pupilo de Alberto Berasategui, que elevó el porcentaje de su primer servicio y al que le bastó un 'break' para encarrilar el partido a su favor con dos sets.

La tercera manga fue una repetición de la segunda. Feliciano se mantuvo muy serio en su juego y con un total de dieciséis saques directos finiquitó el encuentro. En segunda ronda, se medirá al jugador canadiense Vasek Pospisil, que proviene de la fase previa, y que hoy se impuso con gran autoridad al checo Lukas Rosol por 6-1, 6-2 y 6-1.

Almagro, eliminado

Por su parte, el tenista murciano Nicolás Almagro protagonizó la primera sorpresa de la tercera jornada del Abierto Estados Unidos, tras caer eliminado ante el francés Julien Benneteau, invitado por la organización, en tres sets por 6-2, 6-4 y 6-3, tras 2 horas y 4 minutos de partido.

De esta forma, Almagro, décimo cabeza de serie, se convirtió en el primer 'top ten' eliminado en la primera ronda del torneo neoyorquino, si bien a primera hora de la mañana la organización anunció que el sueco Robin Soderling, sexto favorito, se retiraba debido a la lesión de muñeca que le ha impedido jugar en las últimas semanas.

El jugador murciano comenzó muy poco entonado el partido, mostrándose muy inseguro con su servicio, una de sus principales armas, ya que lo perdió hasta en tres ocasiones, dejando en bandeja la primera manga para el francés en apenas media hora de juego.

Almagro comenzó el segundo set con una nueva pérdida de su servicio que le afectó anímicamente. Muy precipitado en su juego y cometiendo numerosos errores permitió al jugador galo dispararse con un 4-0 en el arranque de la segunda manga, que fue definitivo.

Bennetau, que se presentaba en Nueva York tras haber perdido la final de Winston-Salem la pasada semana ante John Isner, jugó muy cómodo y con sus numerosas subidas a la red complicó la vida a Almagro, que no encontró la forma de superar al francés y que desaprovechó numerosísimos puntos de rotura, una losa para tratar de remontar el partido.