Obama y Hollande: el G-8 debe hablar de combinar crecimiento y austeridad

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado tras su encuentro con el presidente francés Franois Hollande que el G-8 debe centrarse en las diferentes formas de promover el crecimiento en Europa de forma conjunta con los ajustes presupuestarios para ayudar

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado tras su encuentro con el presidente francés Franois Hollande que el G-8 debe centrarse en las diferentes formas de promover el crecimiento en Europa de forma conjunta con los ajustes presupuestarios para ayudar a aliviar la crisis de la eurozona.

"El presidente Hollande y yo estamos de acuerdo en que este es un asunto de extraordinaria importancia, no solo para los europeos, sino también para la economía mundial", señaló Obama en declaraciones a los medios tras reunirse en la Casa Blanca con el presidente francés.

"Esperamos tener una conversación fructífera esta tarde y mañana con los otros líderes del G-8 sobre cómo podemos gestionar un enfoque responsable de la consolidación fiscal que se combine con una fuerte agenda de crecimiento", añadió.

Barack Obama, y François Hollande, comenzaron hoy una reunión en la Casa Blanca, donde hablarán de la crisis económica antes de la Cumbre del G8, a la que ambos asistirán esta noche a las afueras de Washington.

Hollande ha abierto en Europa el debate sobre la necesidad de combinar las políticas de austeridad para enfrentar la crisis con otras para impulsar el crecimiento.

Frente a la férrea defensa de la austeridad de la canciller alemana, Angela Merkel, la postura de Hollande sintoniza con la de su homólogo estadounidense.

Obama ha sido "muy claro"acerca de que en Europa se necesita, como se ha aplicado en Estados Unidos, un "enfoque equilibrado"que combine el crecimiento y la creación de empleos con la austeridad y el control fiscal, como recordó este jueves el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Después de su reunión en la Casa Blanca, Obama y Hollande asistirán a un almuerzo en el que también participará la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton.