Europa

Israel advierte a Ashton que no se podrá contener mucho más en Gaza

Israel advirtió hoy a la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, que no se podrá contener mucho más si prosiguen los ataques con cohetes desde la franja de Gaza porque "nadie toleraría una realidad similar".

"La contención de Israel tiene un límite", fue el mensaje que la baronesa escuchó de sus anfitriones israelíes al iniciar hoy su visita a la zona y entrevistarse en Jerusalén, por este orden, con el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el presidente, Simón Peres.

"Mientras nosotros estamos sentados aquí, cientos de miles de madres y niños están en los refugios (en el sur de Israel)", le dijo en rueda de prensa el presidente israelí, que le pidió la intervención de la UE para "frenar el derramamiento de sangre y el terror contra Israel".

Al menos 80 cohetes y proyectiles de mortero han caído en el Estado judío en una jornada de tensión que los principales analistas israelíes califican de "peligrosa".

La espiral se inició el martes por la mañana cuando un potente artefacto explosivo estalló e hirió a un oficial israelí mientras abría un portón en la verja que separa los dos territorios, causándole heridas de extrema gravedad.

La respuesta de la aviación israelí abrió el ya habitual círculo vicioso de ataques y represalias entre las dos partes, que hasta ahora han dejado un balance de víctimas en Gaza de cuatro milicianos muertos y diez personas heridas, entre ellas una mujer y un niño, según Ashraf al-Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamás.

En el lado israelí los proyectiles palestinos causaron heridas de gravedad a dos trabajadores extranjeros en un campo de cultivo en el kibutz fronterizo de Kisufim, así como cuatro heridos leves, a decir de la teniente coronel Avital Leibovitz, portavoz militar para medios extranjeros.

En una tele-conferencia con periodistas la portavoz destacó que que "Israel ve en Hamás al único responsable de lo que ocurre en Gaza", independientemente de si su brazo armado es el que dispara los cohetes o lo hacen otros grupos.

Algunos columnistas militares israelíes advertían hoy de que en los últimos meses grupos salafistas han incrementado sus ataques para arrastrar a Israel a un enfrentamiento.

"Nadie en Europa, Asia o América toleraría una situación similar. Estamos actuando con contención pero también nuestra contención tiene límites", advirtió Peres en un mensaje idéntico al que le había transmitido poco antes a Ashton el ministro de Exteriores, Lieberman.

"La situación es intolerable. Ningún estado en Europa aceptaría un situación parecida. No podremos contenernos", le dijo el ministro según la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

La alta representante europea debió haber comenzado su visita con una entrevista en Tel Aviv con el titular de Defensa, Ehud Barak, cancelada por la delicada situación en la frontera entre Israel y Gaza.

Aunque de manera más reservada, en sus encuentros de hoy Ashton también trató el programa nuclear de Irán, sobre el que expuso su determinación para "persuadir"a Teherán de que vuelva a las negociaciones.

Ashton defendió la fórmula de las "dos vías", que consiste en "mantener la presión"mediante sanciones económicas y, a la vez, seguir abiertos al diálogo.

"Vemos en ello una misión importante para la seguridad en la región y en el mundo entero", subrayó en ese sentido.

Una postura negociadora que respaldó Peres, para quien "las sanciones son preferidas al derramamiento de sangre".

Concluida su agenda en Israel, Ashton tenía previsto desplazarse esta tarde a la ciudad cisjordana de Ramala para un encuentro con el primer ministro palestino, Salam Fayad.

Mañana, jueves, visitará con él el pueblo de Ras Karkar, situado al oeste de Ramala en la denominada zona C, el 60% de Cisjordania bajo pleno control israelí en asuntos administrativos y de seguridad, de acuerdo a la división establecida en los Acuerdos de Oslo (1993).

Posteriormente mantendrá una reunión con el presidente palestino, Mahmud Abás, con la que pondrá fin a su agenda en Oriente Medio, que inició el lunes en Jordania y El Líbano.