Geithner afirma que solución de precipicio fiscal pasa por enfoque «realista»

El Secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, señaló hoy que el "precipicio fiscal"que enfrenta EE.UU. es un "problema con solución"que debe ser encarado de manera "realista", que aúne recortes de gasto y subidas de impuestos, y reconoció avances en el lado republicano.

"Este es un problema con solución, hay bastante apoyo para hacer que la economía se mueva en la dirección correcta (...) y consenso sobre el daño que se haría a la economía estadounidense", afirmó Geithner, durante una conferencia empresarial organizada por The Wall Street Journal.

Geithner se refería así a los abruptos recortes de gasto y subida de impuestos previstos para 2013, un escenario conocido como "precipicio fiscal", si el Congreso no alcanza un acuerdo sobre un plan de reducción del abultado déficit de EE.UU. a medio plazo antes de que acabe el año.

El secretario del Tesoro reafirmó la propuesta del presidente Barack Obama de un "enfoque equilibrado"que incluya subida de ingresos y reducción de gasto. "No veo una manera realista de solucionar esto sin incluir una subida de ingresos, estamos al principio de esto, creo que va a ser difícil, pero considero que es inevitable", agregó.

En este sentido, Geithner valoró los últimos comentarios de líderes republicanos, como el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien se mostró dispuesto a que el aumento de los ingresos fiscales forme parte del acuerdo.

"Debemos ver lo que ha cambiado, los republicanos han reconocido que hay que aumentar los ingresos, ese es un cambio muy importante"respecto a las negociaciones que en agosto de 2011 no dejaron resuelta la cuestión.

Sin embargo, el gran punto de confrontación se mantiene en la subida de impuestos para las rentas más altas, aspecto al que se oponen los republicanos, con mayoría en la Cámara de Representantes, y que los demócratas, con mayoría en el Senado, consideran irrenunciable.
Este Congreso dividido, donde el reparto de poder se ha mantenido similar tras las elecciones del 6 de noviembre, complica el acuerdo.

Los republicanos se han abierto a la posibilidad de cerrar determinadas exenciones de impuestos y deducciones para las rentas más altas, pero no aceptan una restauración de los impuestos para las rentas de más de 250.000 dólares, como propone Obama.

De no llegarse a un acuerdo, a comienzos de enero próximo se suspenderían las exenciones fiscales para la gran mayoría de los estadounidenses aprobadas por el presidente George W. Bush en 2003 y prolongadas por Obama en 2010 y se producirían enormes recortes en el gasto público.

Geithner se opuso también a la opción de dejar "el problema para más adelante", ya que dejaría a la economía asediada por la "incertidumbre". Por último, el actual secretario del Tesoro, que ya ha anunciado que dejará el cargo cuando acabe el primer mandato de Obama a finales de enero, señaló que jugará un papel "importante"en las conversaciones por delante para evitar este "precipicio fiscal".

De acuerdo con los cálculos del Fondo Monetario Internacional, la aplicación de los recortes de gasto y subida de impuestos automáticos provocaría que EE.UU. volviese a entrar en recesión en la primera mitad de 2013.