Una empresa de Valladolid fabrica las USB de la Liga Americana de Béisbol

USB Models se hace con la licencia para comercializar todas las memorias de la MLB

Juan Soto, gerente de USB Models, muestra uno de sus últimos trabajos.
alladolid- Tras cinco años de arduo trabajo y tras haberse ganado la confianza de numerosas marcas de vehículos, multinacionales o del 80 por ciento de las entidades de ahorro de nuestro país, USB Models acaba de dar un salto cuantitativo en su negocio, gracias a su calidad. Hace apenas un año que accedieron a Estados Unidos y ya han obtenido la licencia para la venta de todas las memorias USB que tengan que ver con la Major League Baseball (MLB), la liga oficial de béisbol del país norteamericano, especialmente activo en la compra de ‘merchandising'. «Surge un mercado impresionante», asegura Juan Soto, el gerente de la compañía vallisoletana, que achaca este éxito a la internacionalización derivada de la crisis. Por ella, abrieron una delegación en Londres, gracias a ayuda estatal que les permitió disponer de una oficina con alquiler gratuito un año, lo que abrió muchas puertas más allá del Atlántico. Así, los Yankees de Nueva York, los Tigres de Detroit o los Gigantes de San Francisco, entre otros clásicos, llevarán un pedacito de Valladolid en sus productos promocionales.

Un contrato de distribución que se suma a otros como el que ha selladoUSB Models, por cinco años, con el British Museum de Londres. «Les vendemos las memorias y ellos después las comercializan a aficionados o visitantes», explica.

Variedad en la producción
USB models trabaja tres tipos de producto: los pinchos estándar (prediseñados) que se marcan a láser o con serigrafía (con un stock de más de cien modelos), más económicos, pero menos corporativos. Algunos de ellos se pueden desarrollar con algún extra, argumenta Soto, tras enseñarnos un sujetacorbatas que realizaron para la cadena de hoteles Hilton. Por otra parte, se elaboran los modelos de PVC maleables, en los que se puede incorporar la marca de las empresas o símbolos característicos de las compañías -nos muestra una tubo de dentrífico-. «Con ellos, cada firma puede meter en el bolsillo de sus clientes su propio logo», señala. «Las posibilidades son infinitas», agrega, y nos acerca una piedra roseta y una momia que se comercializan directamente en el British Museum. «Ninguna empresa ha conseguido el nivel de detalle que hemos logrado aquí», destaca, a la par que nos enseña una muestra de sandalias Havaianas, una marca brasileña. El nivel de detalle es clave, ya que se inyectan colores y logos uno por uno, lo que aporta el valor añadido a sus productos.

El tercer tipo son representaciones exactas del elemento de venta, como una cámara de último modelo para Canon Japón. O el que comenzará a regalar la marca Twix por toda Europa esta próxima semana, tras contratar inicialmente diez mil ejemplares de USBs de ese snack a la empresa vallisoletana. A lo largo de este año adquirirán otras 40.000 unidades. «En este apartado no tenemos competencia», remarca, a la par que indica que «no ponemos limitación alguna», por lo que son muchos los que repiten pedidos.

Nuevos pasos
La investigación en torno a la tecnología está en el día a día de USB Models. De hecho, ya trabajan en un proyecto de implantación de certificados digitales en las memorias, junto a 1A Ingenieros -también de Valladolid-, de cara a que sea factible el acceso a la ‘nube' (servicios y espacio en internet), con contenidos específicos que puede incorporar cada empresa para sus clientes, lo que representa un plus corporativo o promocional. Una prestación que será fundamental en la aventura con la MLB.

 

Una firma que vende en más de 25 países
«Tenemos un trato potencial con 10.000 clientes», asegura Juan Soto, el gerente de USB Models, quien remarca que son ya 25 los países en los que comercializan sus productos. «Hemos abierto mercado en Iberoamérica este mismo año, en países como México, Nicaragua, Colombia, Perú o Argentina». Sus productos van desde los 64 megas de capacidad a 32 gigas, aunque el valor que tienen, añade, es «más que esa memoria siempre necesaria, la imagen de marca». La compañía tiene -directa e indirectamente- a unos 200 trabajadores en todo el mundo, coordinados desde Valladolid. Concretamente, desde la capital del Pisuerga se diseña cada modelo y éste se ensambla en China. El mínimo de producción comenzó siendo de 2.000 unidades, y ahora se pueden hacer pedidos de 150, por lo que «cualquier empresa con necesidad de promoción puede ser cliente nuestro a un precio asequible».

En el apartado comercial, USB Models abrió oficina en Madrid en busca del cliente. Si bien, giró la tortilla y eclosionó el ‘boom' de la venta ‘on line'. «Hemos convertido un departamento comercial en un despacho. Hacemos promoción en internet y redes comerciales», explica Soto, quien resalta que «el cliente es quien viene a comprar ahora». De hecho, el grueso de su venta en España se hace a través de distribuidores particulares, empresas de regalo promocional, márketing y comunicación corporativa. «Como regalo para un acontecimiento, una USB resulta muy socorrida», apunta, tras señalar que también se han hecho un hueco importante en el mercado de bodas, bautizos y comuniones.