Una legislatura agotada

La Razón
La RazónLa Razón

Duran Lleida lo dejó ayer muy claro al afirmar que la legislatura está agotada. Lo razonable sería la convocatoria de elecciones para octubre. Todo indica que los intereses partidistas primarán sobre los generales y que las elecciones se celebrarán en marzo de 2012. Zapatero está en su derecho, pero es muy significativo que todas las encuestas coinciden en que los españoles reclaman el anticipo electoral. Lo hacen también algunos grupos parlamentarios. Rajoy fue muy claro al señalar que «no tengo prisa, la tienen los españoles». La percepción de una legislatura agotada, inmersa en una compleja situación económica y con una clara electoralización de la vida pública. Un escenario poco propicio para grandes acuerdos, consensos mínimos y reformas imprescindibles. El último debate entre Rajoy y Zapatero mantuvo, como es normal, el mismo nivel de dureza que los anteriores. Lo sorprendente hubiera sido lo contrario. A pocos meses de unas elecciones es imposible que se produzcan aproximaciones entre un presidente que se va y otro que lo será en 2012.