Mango se pone firme este otoño

La firma muestra en la Pasarela 080 una colección inspirada en el look militar y las siluetas de los 90

BARCELONA- Botones dorados, adornos heráldicos, prendas que recuerdan a los uniformes de la armada y reminiscencias a las chaquetas de oficial. Mango se pone firme de cara al otoño que se avecina y apuesta por transformar la rigidez del estilo militar en uno más casual y chic, con líneas más depuradas y limpias para vestir pisando fuerte en la calle. 

La firma catalana cerró ayer la segunda jornada de la Pasarela 080 –más calurosa, si cabe, que la del día anterior–, ante la habitual lista de «celebrities» e invitados que atrae la marca que preside Isak Andic, que abarrotaron los jardines del Palacio de Pedralbes. Entre los asistentes se pudo ver al president de la Generalitat, Artur Mas; la modelo Helen Lindes, Jaime de Marichalar o el actor Jan Cornet.

Teniendo en cuentas que las prendas del desfile estarán en las estanterías de las tiendas a partir de este mismo mes, la firma catalana mostró un abanico de tendencias en 46 salidas (nueve de ellas masculinas), que probaron que la influencia del estilo de la británica Kate Moss –actual imagen de Mango– tiene un peso muy importante en el diseño de esta nueva colección.
Muchos de los estilos que pasearon por el Palau bien podrían seducir a la esposa del cantante de The Kills. Tanto ahora –con chaquetas tres cuartos de estampado animal, pantalones pitillo con lurex o chaquetas moteras de piel– o en sus inicios en los 90, porque Mango recupera la silueta «oversized» (lo que vendría a ser unas tallas más grande) de hace dos décadas. Alguno de los abrigos de corte masculino y jerseys que mostraron las modelos, bien podrían haber encajado en alguna de las editoriales que la modelo inglesa protagonizó en sus escuálidos inicios.

Pero no todo son referencias militares y look «boyish». También hay espacio para la fiesta y la fantasía, que llega en jacquards, detalles de lúrex en jerseys de lana o vestidos de noche dorados.

Tres colores desatacan sobre el resto: rojo, azul klein y blanco de invierno. Para ellos, terciopelo en trajes corte tuxedo, y pantalones de pitillo.

Tras la pasarela, en la que participaron Jon Kortajarena, Alejandra Alonso o Carla Crombie, los asistentes disfrutaron de la tradicional fiesta que la marca organiza, que contó con el catering de Le Chief y estuvo amenizada por David&James.

La marca catalana tenía mucho que celebrar. Tras anunciar que su volumen de negocio les permite absorber la subida del IVA que ayer anunció el Gobierno, Mango tiene en nómina a 12.000 trabajadores, cerró el ejercicio de 2011 con 1.408 millones de euros y prepara el desembarco de «Mango Young», una línea orientada al público adolescente que estará diseñada por creadores que trabajen en Barcelona.

Esta apuesta convergerá con la expansión internacional. Actualmente, el 82 por ciento de la facturación correspone al mercado internacional –incluso tiene puntos de venta en Sri Lanka, Bermudas o Camboya–, por lo que la marca seguirá apostando por seguir incrementando su fuerza en China y Rusia. Con cifras así, que no pare la fiesta.