Compromiso para cumplir el déficit pero discrepancias con el reparto

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los diecinueve líderes autonómicos han logrado hoy sellar su compromiso para cumplir con los objetivos de déficit fijados, aunque algunos, entre ellos el presidente catalán, Artur Mas, han discrepado en la V Conferencia de Presidentes con el reparto previsto entre administraciones para ese cumplimiento.

Los presidentes autonómicos se comprometen a cumplir el objetivo de déficit
Los presidentes autonómicos se comprometen a cumplir el objetivo de déficit

Uno de los protagonistas de la jornada ha sido precisamente Artur Mas, que ha centrado su discurso en pedir un reparto más "justo"de dichos objetivos entre las autonomías y el Estado, y ha dejado de lado otras reivindicaciones como el pacto fiscal por no considerar que la Conferencia fuese el mejor foro para reclamarlo.

En la misma línea, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha propuesto una redistribución del objetivo, ya que entiende que no es "justo y equitativo"para las comunidades y considera que el Gobierno central debe hacer un esfuerzo mayor, según ha dicho en rueda de prensa su consejera de Presidencia, Susana Díaz.

El Gobierno ha escuchado esos planteamientos y algún otro similar, aunque ha precisado que el foro para debatir en torno a este asunto no es la Conferencia de Presidentes, sino el Consejo de Política Fiscal y Financiera, según las mismas fuentes.

Las comunidades autónomas tienen como objetivo de déficit para este año un 1,5 %, una meta que algunas quieren flexibilizar después de que la Unión Europea rebajara el del conjunto del Estado al 6,3 % del PIB.

No obstante, el compromiso general para cumplir con el objetivo de déficit se ha plasmado en las primeras intervenciones de los jefes de gobierno autonómicos, que han tomado la palabra después de Mariano Rajoy.

Fuentes del Gobierno han informado de que ha habido una coincidencia total en la trascendencia que para la economía española tiene cumplir con las obligaciones impuestas en materia de déficit y en que esa debe ser una prioridad.

Uno de los diez presidentes que participaban por primera vez en una Conferencia de líderes autonómicos, el madrileño Ignacio González, ha defendido "la unidad nacional"y ha abogado por "aparcar las amenazas territoriales"para que España pueda obtener "liquidez financiera"y los "compromisos"necesarios de la UE.

Y otro debutante, el asturiano Javier Fernández, ha instado a que las comunidades proyecten ante Europa una imagen de unidad porque, en su opinión, Europa está mirando a España y lo que ve es "un país con déficit".

La V Conferencia de Presidentes ha dado comienzo tras el desayuno informal celebrado en la Biblioteca del Senado, al que han asistido el rey don Juan Carlos y el príncipe de Asturias, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y los diecisiete presidentes autonómicos, además de los de Ceuta y Melilla.

Posteriormente, todos posaron en la tradicional foto de familia en la que, por primera vez, había más de una presidenta, ya que si en las anteriores cuatro ediciones de la cumbre sólo estaba la expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en ésta figuran las dirigentes de Castilla-La Mancha, Aragón y Navarra, María Dolores de Cospedal, Luisa Fernanda Rudi y Yolanda Barcina, respectivamente.

Además de Rajoy, por parte del Gobierno asisten al encuentro la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

La primera parte de la Conferencia, que se ha celebrado a puerta cerrada, concluyó sobre las 13.30 horas, momento en el que Rajoy y los presidentes hicieron una pausa para un breve almuerzo a base de tapas ligeras y frías que han compartido en el mismo Salón de Pasos Perdidos donde llevan reunidos desde primera hora de la mañana.

Tras la comida, está previsto que la reunión continúe hasta las 16.15 horas, tras lo cual el jefe del Ejecutivo explicará los resultados de la misma a los medios de comunicación, y más tarde lo harán los respectivos presidentes en ruedas de prensa simultáneas.

El único que no tiene intención de comparecer ante la prensa es el presidente catalán, Artur Mas, que ha preferido convocar a los medios mañana en Barcelona para hacer una valoración de la Conferencia.

La Conferencia, que se considera el máximo órgano de cooperación entre el Estado y las CCAA, reúne en el Senado a cinco presidentes que no han fallado a ninguna de las citas anteriores - Pedro Sanz (La Rioja), Ramón Luis Valcárcel (Murcia), Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Juan Jesús Vivas (Ceuta) y Juan José Imbroda (Melilla)-, cuatro que ya se han sentado en alguna ocasión y diez que se estrenarán en esta cumbre.

 

 

Todos los presidentes autonómicos se han comprometido hoy en la Conferencia de Presidentes a cumplir con los objetivos de déficit fijados, aunque algunos han discrepado con el reparto previsto entre administraciones para ese cumplimiento.

Ese compromiso se ha plasmado en las primeras intervenciones de los jefes de gobierno autonómicos, que han tomado la palabra después de que lo hiciera el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy.


Fuentes del Gobierno han informado de que ha habido una coincidencia total en la trascendencia que para la economía española tiene cumplir con las obligaciones impuestas en materia de déficit y en que esa debe ser una prioridad. De ahí que todos hayan garantizado que están absolutamente comprometidos con lograr la meta fijada.


Sin embargo, tal y como varios dirigentes regionales habían avanzado que plantearían en la reunión, varios de ellos han mostrado su desacuerdo con el reparto que existe para ese cumplimiento. Consideran que si ha habido una flexibilización por parte de Bruselas de ese objetivo de déficit para España, que se ha fijado en el 6,3 por ciento para 2012, debería haberlo también para las comunidades y no mantenerlo en el 1,5 por ciento del PIB para el presente ejercicio.


Andalucía es una de las comunidades que han expresado sus reticencias al respecto, algo que ha expuesto en declaraciones a los periodistas la consejera de Presidencia de la Junta, Susana Díaz, quien ha considerado que el Gobierno central debe hacer un mayor esfuerzo.
También Artur Mas ha centrado su intervención en pedir un reparto más "justo"de ese objetivo de déficit, en una intervención en la que ha dejado de lado otras reivindicaciones. El Gobierno ha escuchado esos planteamientos, aunque ha precisado que el foro para debatir en torno a este asunto no es la Conferencia de Presidentes, sino el Consejo de Política Fiscal y Financiera

Rajoy ha reiterado que la prioridad es lograr la estabilidad de las cuentas públicas, impulsar las reformas estructurales necesarias para la economía, crear empleo y exigir una política europea que también facilite la competitividad y se avance en la arquitectura del euro.


También ha habido una coincidencia generalizada en que la caída de ingresos en las comunidades a consecuencia de la crisis económica está suponiendo un grave problema para todas las administraciones.


El Gobierno ha reiterado el mensaje de que ahora no es el momento de abrir el debate sobre la reforma del modelo de financiación autonómica, ya que estima que previamente hay que hacer una evaluación del sistema actual. En esa línea, ha insistido en que no es fácil abrir esa negociación cuando se está en pleno proceso de consolidación fiscal. Las fuentes citadas han asegurado que en las primeras intervenciones de los presidentes no ha habido referencias al proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para 2013 aprobado por el Ejecutivo ni se ha planteado debate alguno sobre federalismo.