Patricia Rato desmiente todos sus romances por Jesús MARIÑAS

Esta semana se esperaba que Patricia Rato saliese en una entrevista en el «¡Hola!»: nueva exclusiva esclarecedora, posible canje, o un reportaje exclusivo robado en Sevilla y Badajoz.

Patricia Rato, la semana pasada, en un acto de Dior
Patricia Rato, la semana pasada, en un acto de Dior

Lo más comprometido serían unas fotos accediendo al Parador Nacional pacense del que pudo salir a la mañana siguiente, «y con la misma ropa», cuenta un testimonio.
 
Supuestamente la acompañaba Francisco Javier, presunta nueva relación sentimental. Es casi un cincuentón, bien parecido, experto en productos alimenticios y muy aficionado a las chaquetas de punto. Le otorgan perfil de ejecutivo «a la madrileña con aire bético». Patricia lo desmiente: «Igual que otros muchos, casi una docena, desde que me separé de Juan. Todo es falsedad, infundios, inventos. Lo mismo que lo de Benjumea y otros. No tengo a nadie». Pero parece incuestionable lo de Javier, su trato con la revista y esa posible entrevista a cambio. «¿Se ha publicado?, ¿a que no?», ironiza. « Di que no hay nada cierto», explica, y así lo hago. Dicho queda.

Constato que algo se ha roto entre Charo Vega y, su casi hermana Lolita. Con Carmen Ordóñez formaron un trío casi clónico: eran iguales gesticulando, vistiendo y comportándose. Aquí dimos exclusiva puntual de que Lolita, enfadada, no respondía a las llamadas de su íntima tras descubrir el «affaire» que la cantante tuvo con Fran Rivera Ordóñez. Charo lo soltó en «Sálvame» hace más de un mes. Y hasta Rosario la pone a caldo, la tilda de traidora y dice que Lolita podría querellarse contra ella. Charo no entiende nada: «Estoy descubriendo otra Lolita a la que creí conocer. ¿A qué viene amenazar con que no volverá a dirigirme la palabra? Es lo que más me duele, yo la quiero mucho y no pienso prescindir de ella», algunos ven, o más bien intuyen, a terceras personas que fomentan el distanciamiento: «Porque ya le pedí perdón si le molestó que yo lo contase», tema jugoso tras saberse por el libro autobiográfico, que Paquirri forma parte de su currículum amoroso. Algo que siempre rebate Bárbara Rey, «porque en esa época yo estaba con Paco y me decía que Lolita era muy pesada», asegura. Charo le pone punto y final: «Yo creo que Lolita siempre se negó a reconocerlo por miedo a que él lo desmienta. Quedaría ridícula».