Alienígenas de última generación

Hace seis meses, ejércitos de alienígenas invadieron la Tierra con un propósito desconocido, eliminando a todo el que encontraron a su paso. Ahora, un grupo de supervivientes se ha unido en la Segunda de Massachusetts, un regimiento de la resistencia que planea descubrir los propósitos de los invasores y mantenerse con vida un día más.

Noah Wyle tendrá que rescatar a su hijo de las garras alienígenas
Noah Wyle tendrá que rescatar a su hijo de las garras alienígenas

Así comienza «Falling Skies», la nueva serie de TNT que llega hoy a España, tan sólo cinco días después de su estreno en Estados Unidos. Su protagonista, Noah Wyle, el inolvidable doctor John Carter de la serie «Urgencias», estuvo en España presentando su nuevo trabajo. En esta ocasión da vida a Tom Mason, un profesor de Historia que perdió a su mujer en el ataque inicial y, desde su puesto de segundo al mando de la resistencia, busca desesperadamente a uno de sus tres hijos, secuestrado por los invasores. Wyle está feliz con este nuevo proyecto, aunque admite que este cambio de registro ha supuesto «un desafío, ya que he tenido que meterme en un papel mucho más dinámico. Es un personaje más físico y un género totalmente nuevo».

La bata por la ametralladora
Aunque el actor ya había interpretado papeles de acción en la serie de películas «The librarian», cuenta que ha sido su compañera de reparto, la actriz Moon Bloodgood, la que más le ha ayudado con el papel: «A Moon, que interpreta a una doctora, pude enseñarle cómo ser médico. Pero ella sale en ‘‘Terminator Salvation'', y tuvo que enseñarme a mí cómo utilizar las ametralladoras». Lejos de ser considerada como una producción más que sumar al montón de la «era apocalíptica» que se vive en cine y televisión, «Falling Skies» se presenta como la serie más ambiciosa de la temporada. Y no es para menos, porque casi seis millones de espectadores siguieron su estreno en EE UU y todo apunta a que parte del éxito tiene nombre y apellido: Steven Spielberg. Como productor ejecutivo de la serie, el cineasta ha conseguido llevar a la pequeña pantalla lo que pocos hasta ahora, según Noah Wyle, porque esta clase de producciones «son muy caras de hacer y pueden requerir mucho trabajo».

En el caso de la nueva serie de Spielberg, gran parte del tiempo y el dinero se lo llevaron las criaturas extraterrestres, ya que «cuando filmamos el piloto, todos los efectos eran digitales y filmábamos cada episodio durante siete días. Pero para el resto de la serie construimos un traje alienígena manipulado por unas cuantas personas y tardábamos aún más». Aunque a simple vista su argumento tenga mucho que ver con el de la primera versión de la serie «V» (no sólo por la presencia alienígena, sino porque el hijo de su protagonista, Mike Donovan, también fue secuestrado por los invasores), e incluso con «The Walking Dead», Wyle no está de acuerdo con que la serie reviva el espíritu de la ciencia ficción clásica, sino que opina que está más cerca del cine bélico de los años 40, porque «se centra en el drama familiar que se vive en un momento de conflicto, aunque con una invasión alienígena como trasfondo».

Incondicional de la ciencia ficción
Wyle se considera fan de la ciencia ficción, en especial de las producciones de la era atómica, gracias a que sus padres eran grandes amantes del cine de aquella época. «Me crié con ‘‘Star Wars'', ‘‘Star Trek'' y ‘‘Encuentros en la tercera fase''. De las actuales disfruté mucho con ‘‘District 9'' e ''Independence Day''», señala. No duda en confesar su admiración por Spielberg, con el que también trabajó en «Urgencias», y reconoce que es «el mejor cuentacuentos de la historia. Trabajar con él es como conseguir una formación de cine al momento».