El retorno

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Forlán ha vuelto. Nadie, quizá ni él mismo, sabía dónde estaba en los últimos partidos. Pero el caso es que el sábado volvió a encontrar el camino del gol, una gran alegría para los atléticos. La pareja volvió a funcionar contra Osasuna y hay que tener fe en que la cosa dure lo suficiente como para remontar el vuelo en la Liga y llegar lo más lejos posible en las otras dos competiciones.
Quizá el uruguayo tenga algo que ver con la presencia de un hombre clave desde que Quique le ha dado su confianza. Hablo de Reyes, que es todo un ejemplo de resurrección futbolística cuando, hace apenas año y medio, nadie daba un duro por él. Con Reyes, el Atleti tiene otra fuerza, y está demostrando un pundonor que le ha llevado a ganarse a una afición que antes no le quería ni ver.
Después del disgusto del Bernabéu, al que sigo sin acostumbrarme por muchos años que pasen, ésta es una semana para la esperanza. Los atléticos ya sabemos que nuestro destino es la ducha escocesa y que frente a los merengues no hay nada que hacer. Por fortuna, no pude ver el partido. Hace mucho que prefiero ahorrarme el sofocón que esta vez habría sido de órdago cuando el árbitro se comió la mano de Xabi Alonso en el área. ¿Alguien creía que nos iban a pitar un penalti a favor jugando contra los chicos de ese «chulo piscinas» de Mourinho? Yo, no, pero eso no evita que lleve nueve días rumiando el cabreo. Está claro que los colchoneros nunca aprenderemos a resignarnos. Ésa es nuestra grandeza.