Cine

Las princesas de Hollywood por Lluís Fernández

La Razón
La RazónLa Razón

En Hollywood, a las hijas de los famosos se las conoce como las princesas de Hollywood. Muchas de ellas, al igual que los príncipes, han tenido infancias desastrosas y finales trágicos. «Menos que cero», la novela de Bret Easton Ellis, hablaba de sus noches de alcohol, sexo y coca, mientras unos padres ausentes trabajaban para que ellos pudieran despreciarlos y pasar de todo con abúlica elegancia. Bobbi Kristina, la hija de Whitney Houston y Bobby Brown, ha tenido el peor ejemplo imaginable en su adolescencia. Y aún le espera el acoso de su padre, que quiere acercarse a ella por dinero, frente a la oposición de su abuela Cissy y su tía Dionne Warwick. A Krissi Brown ya la han fotografiado esnifando coca en una fiesta. Las fotos son inequívocas. No es una excepción en el mundillo artístico de Hollywood. Su madre fumaba coca durante el embarazo y hasta John Belushi le dijo que tenía un problema.
Cine mudo
Por desgracia, sigue una tradición que se remonta a los tiempos del cine mudo. La hija de Lana Turner asesinó al novio mafioso de su madre y Carrie Fisher, la hija de Debbie Reynolds –famosa por su papel de la princesa Leia en «La guerra de las galaxias»–, arruinó su carrera por culpa de su adición al alcohol y la coca. Así lo cuenta en «Postales desde el filo». El doble filo de las tarjetas de crédito.

Lluís Fernández