El fiscal anticorrupción de Palma se persona en el edificio de CACSA

Además de empleados de la empresa pública, declaró Alfonso Grau

VALENCIA- Agentes de la Policía y el fiscal anticorrupción de Baleares, Pedro Horrach, desplazados hasta Valencia, tomaron ayer declaración a varias personas en las instalaciones de la Ciudad de las Artes y las Ciencias en el marco de la investigación del Instituto Nóos, que presidió Iñaki Urdangarín, una pieza del caso «Palma Arena», en la que se indaga el supuesto desvío de fondos públicos por parte de Nóos.
Asimismo, declaró, asistido por abogado, el vicealcalde y presidente del Patronato de Valencia Turismo Convention Bureau, Alfonso Grau.
Como se recordará y según publicó ayer LA RAZÓN, el jueves fueron interrogados los exdirectores de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia José Manuel Aguilar y Jorge Vela, y el director de Valencia Turismo Convention Bureau, José Salinas.
El fiscal y el juez José Castro, titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, investigan en esta pieza del «Palma Arena» un supuesto entramado societario tejido por Urdangarín y su socio Diego Torres para apoderarse de fondos públicos y privados que recibía el Instituto Nóos, entidad sin ánimo de lucro que presidieron ambos.
Así define la Fiscalía Anticorrupción en un auto del juez Castro las supuestas irregularidades, y abunda en que la única finalidad de la toma de control de Nóos era contar con la cobertura de una asociación que formalmente no tenía ánimo de lucro.
Anticorrupción investiga al duque de Palma y a Torres por los supuestos delitos de falsedad documental, prevaricación, fraude a la Administración y malversación de caudales públicos.
En 2004 y 2005, el Instituto Nóos celebró en Valencia las jornadas Valencia Summit sobre acontecimientos deportivos, por las que percibió unos dos millones de euros de Valencia Turismo Convention Bureau, dependiente del Ayuntamiento, y de CACSA.