Las familias de Badalona que cobran la renta mínima no pagarán el agua

La Razón
La RazónLa Razón

barcelona- La Fundación Agbar reunió, el pasado 22 de marzo, a un nutrido grupo de alcaldes en su Museo del Agua de Cornellà de Llobregat (Barcelona). Allí el presidente de Agbar, Ángel Simón, quiso celebrar el Día del Agua con la presentación de un proyecto según el cual 11.400 familias en riesgo de exclusión social quedarían exentas de pagar su factura durante un año a partir del mes de junio. Y la iniciativa ya ha comenzado a tomar forma.

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, y el director de Agbar en Cataluña, Alberto Martínez Lacambra, firmaron ayer el convenio para que las familias de dicha ciudad que están recibiendo la Renta Mínima de Inserción (RMI) queden exentas de pagar el recibo del agua.
Ahorro de 140 euros
García Albiol valoró «positivamente» que Agbar impulse esta iniciativa «en un momento de gran dificultad económica, ya que se trata de una medida de gran ayuda para las familias que peor lo están pasando en nuestra ciudad». No hay que olvidar que los beneficiarios de la RMI son las familias que no tienen ningún otro tipo de subsidio y viven con la ayuda, de alrededor de 600 euros de media, que concede la Generalitat.

El Ayuntamiento de Badalona se comprometió a facilitar, a través de los servicios sociales, toda la información necesaria a los interesados para que puedan acogerse a una iniciativa con la que Agbar quiere aportar su ayuda a superar la grave situación en la que viven. El Consistorio explicó que las personas que cumplan los requisitos deberán pedir la solicitud en la oficina de atención al cliente de la Sociedad General de Aguas de Barcelona más cercana a su domicilio y así entrar en un programa que está cuantificado en más de un millón de euros.

El límite de consumo se ha fijado en 100 litros diarios (27 metros cúbicos) por persona en consonancia con el establecido en 1994 por la Organización Mundial de la Salud para un uso óptimo.

Con el fondo de solidaridad, los beneficiarios de la exención se ahorrarán una media anual de unos 140 euros (35 euros por trimestre).