Javier Arenas: «La Junta usa los fondos públicos para tramas irregulares»

«Vienen tiempos difíciles y harán falta más sacrificios. El político que lo niegue estará engañando a los ciudadanos»

 
 

- En el caso de los ERE, la Junta andaluza y el PSOE alegan que ellos no sabían nada y se defienden con el argumento de que ustedes dicen que tampoco se enteraron de lo que hacía la trama Gürtel en las faldas del PP.
-En 2001 se firma un convenio para sacar fondos de la Consejería de Empleo para destinarlos a gastos de explotación de un instituto, el IFA, al margen de la legalidad administrativa. Ese convenio se formalizó sin ningún informe jurídico. A partir de 2003, una vez expirado el convenio, siguen con las mismas prácticas sin el respaldo de ninguna norma. Y a partir de 2005 hay informes de la Intervención Delegada de Hacienda denunciando los procedimientos irregulares. Hoy todavía no se conocen los informes de 2005, 2006 y 2007, que Chaves y Griñán taparon. Desde el primer día dos presidentes de la Junta, uno de ellos vicepresidente del Gobierno, y un secretario de Estado han estado al tanto de lo que pasaba.

-¿Y por qué no lo denunciaron?
-Porque han usado ese fondo para satisfacer a personas cercanas al poder, convirtiendo la discrecionalidad en arbitrariedad. Lo han intentado tapar porque en los intermediarios, en los comisionistas y en los intrusos hay un nexo PSOE-Gobierno andaluz.

-¿Hasta dónde están dispuestos a llegar para cobrarse las piezas políticas que creen que deben caer?
-La primera gran pregunta es dónde está la Fiscalía Anticorrupción, ya que hasta ahora ni ha aparecido ni se la espera. En este procedimiento no ha habido ni una cámara de televisión ni se ha visto ninguna fotografía de los detenidos. Ojalá en los demás casos hubiera sido así. Vamos a seguir insistiendo en la comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía y convertiremos los plenos quincenales en comisiones de investigación. En paralelo vamos a presentar una querella en los juzgados de Sevilla y no descartamos dirigirnos a la Fiscalía Anticorrupción para exigirle que abandone su inmovilismo e intervenga.

-¿Este escándalo acerca la victoria electoral en Andalucía al PP?
-En Andalucía el cambio es posible y así lo confirman las encuestas. Hay tres factores determinantes: treinta años de políticas antiguas, que han terminado duplicando el número de parados de nuestra tierra; las mentiras sobre la crisis de Zapatero, Chaves y Griñán; y el cansancio de los andaluces con una clase dirigente que cree que el gobierno le da la impunidad y que utiliza los fondos públicos de los impuestos para mantener tramas irregulares y beneficiar a sus amigos.

-Si eso es a lo que se dedica el Gobierno andaluz, entonces no es de extrañar que en Cataluña algunos digan que los andaluces viven del clientelismo y de las subvenciones políticas, ¿no?
-No se pueden confundir los más de ocho millones de andaluces con las prácticas de los que creen que ganando las elecciones ganan la impunidad ante el Parlamento y ante los tribunales.

-Si gobierna, ¿reformará la política de subvenciones de la Junta?
-Las malas prácticas de la Junta no tienen nada que ver con el ser de Andalucía. A partir de ahí, creo que para salir de la crisis hay que recuperar el crédito en la política. Por eso nos presentaremos a las elecciones con un programa de limitación de mandatos de presidentes de la Junta, ya que casos como el de los ERE pasan cuando uno se cree que el poder es suyo después de 30 años de gobierno. Queremos que ni un solo euro se gestione al margen del presupuesto y de la Intervención General de Hacienda: de 350 entes públicos que hay en Andalucía, el Parlamento solo controla 38. Promoveremos que las comisiones de investigación puedan aprobarse sin necesidad de la mayoría absoluta. En el Parlamento andaluz llevamos 15 años sin una comisión de investigación. En el programa electoral incluiremos una comisión de vigilancia de contrataciones, de tal modo que no pueda darse ninguna ayuda pública sin concurrencia y sin publicarse en el boletín oficial de la Junta.

-¿Pero modificará la política de subvenciones?
-El PSOE ha intentado utilizar la política de ayudas públicas para condicionar la libertad con la que han votado los ciudadanos. Nosotros plantearemos que anualmente haya convocatorias de ayudas públicas para que la discrecionalidad no se convierta en arbitrariedad.

-Hay quien piensa que la acusación de que hay una operación de acoso contra el PP, en la que supuestamente participan fiscales, jueces y policías, puede volverse en su contra si llegan al gobierno.
-Confiamos en la Fiscalía y en la Justicia en su conjunto, pero tenemos que denunciar que algunos fiscales solo se esmeran cuando los asuntos afectan al PP, mientras que dan la espalda a los que tocan al PSOE. Y también tenemos todo el derecho del mundo a criticar que se filtren operaciones policiales antes de que las conozcan las partes o la autoridad judicial. Cuando en el mayor escándalo de la democracia, el caso de los ERE, no ha aparecido la Fiscalía Anticorrupción ni ningún reportaje televisivo es evidente que hay dos varas de medir.

-¿Rubalcaba es la mano que mece esa cuna?
-Es evidente, por ejemplo, que alguien administra los tiempos de las filtraciones. Y es también evidente que la cúpula de Interior no puede ser ajena a esas decisiones. Como tampoco a lo que se está investigando en el «caso Faisán». Quien ha tenido responsabilidades de gobierno sabe que es imposible que suceda algo tan grave como lo que investiga el juez Ruz sin que Interior se entere.

-¿Conoce a compañeros de partido que se sientan espiados, como ha denunciado la secretaria general del PP, o se siente usted vigilado?
-En los últimos años muchos dirigentes del PP han tenido esa sensación.

-¿Y usted?
-Yo no la he tenido.

-¿Y si otros muchos sí, por qué no hay denuncias?
-Porque no tienen pruebas palmarias que lo pongan de manifiesto. La denuncia solo se puede formalizar cuando se pasa de la sensación a la confirmación y eso, convendrá conmigo, en un asunto como éste es muy difícil que ocurra.

-¿Cree que también es muy difícil que se aclare el «caso Faisán»?
-No, antes o después se sabrá qué ha ocurrido. El Gobierno está intentando obstruir la investigación, pero si se confirma que hubo, como todo indica, un chivatazo a ETA con implicación del Ministerio del Interior, Rubalcaba quedará inhabilitado para el futuro y Zapatero en una situación muy delicada.

-También podría ocurrir que todo quede en una guerra de policías llena de contradicciones y casualidades. ¿La Policía está demasiado politizada?
-En este caso concreto hay un sector que quiere que se sepa la verdad y esperemos que sea el ganador. Es verdad que el PSOE tiende a intentar politizar a los mandos policiales, pero hacer una descalificación en su conjunto sería injusto.

-Al menos en la lucha antiterrorista sí están satisfechos con el trabajo de Rubalcaba, ¿no?
-Queremos estar satisfechos. No se puede volver a los errores de la pasada Legislatura.

-¿Y se está volviendo a eso?
-Ahora mismo creemos que el Gobierno rechaza la negociación, al menos eso es lo que nos transmite a nosotros. Mientras el Gobierno se mantenga en la derrota de ETA estaremos a su lado. Y el elemento de medición definitivo es que los amigos de ETA, más o menos cercanos, no se presenten a las elecciones en tanto que los terroristas no dejen las armas y no pidan perdón a las víctimas del terrorismo. Las declaraciones de algunos dirigentes vascos nos inquietan bastante.

-Decía «creemos que el Gobierno rechaza la negociación». Pero no todos lo creen, al menos Jaime Mayor, no.
-Jaime Mayor siempre hace análisis muy profundos y cargados de razón. Pero insisto en que queremos seguir creyendo al Gobierno porque la derrota de ETA es muy importante.

-¿Cómo se compatibiliza su discurso y el del portavoz europeo? ¿No ve que resultan bastante contradictorios?
-Respetamos la posición de Jaime Mayor porque ya ha demostrado que es capaz de anticiparse a los acontecimientos en materia de lucha antiterrorista. Y eso no quita para que luego podamos manifestarnos con matices distintos. Lo importante es que la opinión pública y las víctimas conozcan nuestra posición: queremos la derrota del terrorismo y por encima de todo siempre tienen que estar las víctimas. Si el Gobierno abandona esa senda volveremos a la actitud de denuncia de la pasada Legislatura.

-¿Entenderán que la ha abandonado si Batasuna se cuela en los comicios de mayo vía agrupaciones electorales o en listas de EA?
-Vamos a estar muy vigilantes con la actitud del Gobierno en todo este proceso.

-El Gobierno dice que la última responsabilidad es de los jueces.
-Su responsabilidad es remitir al Tribunal Supremo las pruebas que impidan el fraude de Batasuna, por una vía o por otra. Es decir, que ponga encima de la mesa todos los elementos necesarios para desenmascarar a Batasuna y a Sortu.

-¿Y cómo sabrán si los han puesto? También en el pasado dijeron que lo habían hecho y ANV entró en las instituciones.
-De momento nuestra obligación es ser responsables y por eso vamos a analizar al detalle el comportamiento del Gobierno, de la Fiscalía y de las Fuerzas de Seguridad del Estado.
-¿Son tan prudentes quizás porque el Gobierno les ha dicho que ETA está acabada?
-ETA se acabará cuando deje las armas y pida perdón a las víctimas. Somos prudentes y contundentes.

-Por cierto, ¿esta vez la dirección del PP sí enviará una delegación a la manifestación que las víctimas han convocado en abril?
-Siempre hemos estado con ellas y lo vamos a seguir haciendo. Hemos apoyado todas sus manifestaciones, aunque sin arrogarnos el protagonismo.

-A la última, organizada por Voces del Terrorismo, no se sumaron, salvo tres compañeros suyos a título personal.
-Nadie puede tener ninguna duda de que el PP siempre ha considerado que las víctimas son lo primero y siempre tienen razón. La convocatoria de abril la apoyamos y habrá una representación del PP.

-Por fin aparecen algunos datos positivos en materia económica: consumo de energía, décimas de crecimiento del PIB…¿Estos sí que son los primeros brotes verdes?
-Los brotes verdes no aparecerán hasta que no haya un cambio político. La confianza llegará con el cambio. De este Gobierno no se fían ni los empresarios ni los trabajadores ni los consumidores ni los inversores porque saben que está tomando decisiones, no por convencimiento, sino por presión de la UE.

-Vamos, que bastará con que llegue Rajoy a La Moncloa para empezar a crear empleo.
-Hombre, decir eso puede ser un poco exagerado. Hay que ser prudentes para no defraudar a la ciudadanía. Pero sí le digo que el cambio de Gobierno será un germen de confianza y el primer gran brote verde.

-Les reprochan que no digan lo que van a hacer si gobiernan.
-Aquí quien ha tenido una agenda oculta ha sido el PSOE, que dijo que jamás recortaría prestaciones sociales y ha recortado las pensiones, ha bajado el sueldo a los funcionarios, ha eliminado el cheque bebé y en las comunidades autónomas está recortando los gastos en Educación y en Sanidad y privatizando el 90 por ciento de los servicios públicos de asistencia social. La agenda oculta del PP son los ocho años de gobierno. Eso es lo que volveremos a hacer: austeridad y reformas.

-¿No cree que posiblemente ustedes tampoco podrían haber cumplido íntegro el programa con el que se presentaron a las últimas elecciones por la contundencia de la crisis?
-No tenga ninguna duda de que nosotros no hubiéramos estado seis años mirando al cielo, negando la crisis y con los brazos cruzados. Por eso el PSOE ha tenido que desdecirse de todo lo que prometió.

-¿Harán falta más sacrificios?
-Sin duda que vienen tiempos difíciles y el político que lo niegue estará engañando a la sociedad. Ahora bien, si el ciudadano tiene que apretarse el cinturón, el político dos agujeros más. La fiesta se ha acabado para todos: administraciones locales, provinciales y autonómicas, y para el Estado.

-Con unas encuestas que les dan una distancia media de más de diez puntos con el PSOE, ¿sigue creyendo que hará falta un gobierno de coalición con el PSOE?
-Después de las generales serán imprescindibles los grandes pactos de Estado que en ésta han impedido los actuales dirigentes socialistas. Y no más allá de siete u ocho años hará falta un Gobierno de concentración. En Alemania, la segunda gran coalición está dando muy buenos resultados y ése puede ser el modelo.



En defensa de la honestidad de Camps
-Una vez que es oficial la candidatura de Camps, ¿la dirección del PP tendrá menos pudor en arroparle y hacerse fotos con él?
-Nunca hemos tenido ningún complejo a la hora de apoyarle y yo le he invitado de manera frecuente a Andalucía. Es un hombre honesto y austero en sus comportamientos personales y familiares. Es una vergüenza que se cuestione su honestidad y no la de otros políticos que han tenido crecimientos patrimoniales espectaculares e inexplicables.

-¿Ni siquiera una condena por cohecho impropio sería motivo para que abandonase sus responsabilidades?
-Griñán tardó cinco meses en cesar a un delegado de Empleo para el que la Fiscalía pedía 900.000 euros de fianza, y sigue en los órganos del PSOE. A Camps le solicitan 40.000 euros por unos trajes que unos dicen que ha pagado; otros dicen que no; y él mantiene que sí que los ha pagado. La acusación que se le imputa a Camps no es motivo para que a nadie le cueste su trayectoria política.

-¿Podría volver de nuevo a hacer política en Madrid?
-No. Mi sitio está en Andalucía, ayudando en todo lo que pueda a Rajoy y al PP.