Restablecida la red de regadío dañada por las riadas en Puerto Lumbreras

El agua destruyó 30 kilómetros de tuberías, afectando a 4.300 hectáreas

Miles de hectáreas de cultivo se vieron dañadas gravemente en Puerto Lumbreras por las inundaciones
Miles de hectáreas de cultivo se vieron dañadas gravemente en Puerto Lumbreras por las inundaciones

PUERTO- El municipio de Puerto Lumbreras ya ha restablecido el cien por cien de las redes de regadío que resultaron fuertemente dañadas por las inundaciones del pasado 28 de septiembre, según informaron ayer fuentes municipales. Para ello, la Comunidad de Regantes y la comunidad de propietarios «Caño y Balsa» han realizado diversos trabajos de emergencias para la sustitución y reparación de las redes de regadío que las fuertes lluvias se llevaron a su paso por la localidad.
En este sentido, el alcalde del municipio, Pedro Antonio Sánchez, valoró «muy positivamente los trabajos de emergencias que han realizado las comunidades de regantes para restablecer, en el menor tiempo posible, las redes de regadío que fueron destruidas por la riada». Por ello, agradeció «el gran esfuerzo, así como el trabajo y la coordinación de la Comunidad de Regantes y dicha comunidad de propietarios en su cometido por restablecer las redes de regadío y evitar con ello la pérdida de más de 3.000 empleos directos y daños mayores en el sector agrícola y ganadero de Puerto Lumbreras».

Concretamente, se vieron fuertemente afectadas las redes de regadío del municipio prácticamente en su totalidad tras ser destruidas por la fuerza del agua. Así, la red de regadío de la Comunidad de Regantes también resultó afectada por completo, siendo destruidos más de 21 kilómetros de tubería principal y treinta kilómetros de ramales de tuberías, lo que afectó a más de 3.500 hectáreas de regadío y un total de 850 comuneros. Por su parte, la red de regadío de la comunidad de propietarios «Caño y Balsa» fue afectada al noventa por ciento de su totalidad, con la desaparición de nueve kilómetros de tuberías y canalizaciones, así como importantes daños en la balsa y en los pantanos de recogida de agua, afectando de forma directa a 800 hectáreas de cultivos y a un total de 139 comuneros. En concreto, para paliar los daños, desde el primer momento, se han realizado diversos trabajos y actuaciones de emergencias con el objetivo de restablecer en el menor tiempo posible las redes de regadío de la localidad, que ya se encuentran restablecidas al cien por cien.