El obispo de Lérida renuncia a litigar por el arte de la Franja

Ni impugnará, ni comparecerá ni recurrirá. El Obispado de Lérida no defenderá más en los tribunales las obras de arte sacro que desde hace quince años reclaman las diócesis de Barbastro-Monzón.

El obispo de de Lérida, Joan Piris, a su llegada esta mañana a la sede de la Nunciatura del Papa en Madrid, donde se ha reunido con su homólogo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián
El obispo de de Lérida, Joan Piris, a su llegada esta mañana a la sede de la Nunciatura del Papa en Madrid, donde se ha reunido con su homólogo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián

Así lo comunicó ayer el obispado catalán tras una reunión en la sede de la Conferencia Episcopal en la que estuvieron presentes el Nuncio del Papa en España, Renzo Fratini; el obispo de Barbastro, Alfonso Milián; y el de Lérida, Joan Piris.

En su comunicado, el obispado de Lérida «insiste invariablemente» en «nuestra voluntad de acatar y obedecer la resolución última eclesiástica». Piris también pide a la Generalitat «devolver (el arte) a sus legítimos propietarios si lo reclaman; es decir, a la Diócesis de Barbastro». El abogado del obispado incluso pide a los jueces «auxilio» para establecer la forma de entregar las piezas.

Pero desde la Generalitat, la conselleria de Cultura, no piensa respetar la decisión a las autoridades religiosas. El departamento que dirige Joan Manuel Tresserras aseguró que las obras, en la actualidad expuestas en el Museu de Lérida, «están amparadas por la ley catalana del Patrimonio Cultural, así como por sucesivas resoluciones del Parlament de Cataluña». El Govern insiste en su rechazo porque «todo acuerdo sobre estas obras deberá partir necesariamente del reconocimiento de la legitimidad y la unidad de la colección».

En declaraciones a LA RAZÓN, Jorge F. Español, abogado de las diócesis de Barbastro-Monzón, aseguró que la nota «representa el acatamiento definitivo y "sobre el papel"a las sentencias vaticanas, por lo que la Santa Sede ha tenido que apercibir a Piris de que se estaba separando de la obediencia a la Santa Sede y sus resoluciones». Afirmó que hasta que no haya una solución, Aragón seguirá con su reclamación por vía judicial.


Cronología
- Septiembre de 1995
El obispado de Barbastro gana 111 parroquias de Huesca que dependían del obispo de Lérida. Su arte queda en Cataluña.
- Junio de 1998
Nunciatura pide al obispado de Lérida que entregue 112 obras de arte de su Museo Diocesano.
- Septiembre de 2005
La Conferencia Episcopal pide al obispado de Lérida que las obras vuelvan a Aragón.
- Abril de 2007
La Signatura Apostólica, el más alto tribunal de la Iglesia, manda que las obras vuelvan a Aragón.
- Enero de 2009
El obispo Piris, de Lérida, pide al conseller de Cultura la entrega de las obras a Barbastro. La Generalitat lo impide.
- Septiembre 2010
El obispado acata una sentencia civil que pide entregar las obras, pero éstas siguen en Cataluña.