Cólera de los médicos de la Jiménez Díaz contra Gómez

Hasta 30 doctores del hospital firman una carta contra el líder del PSM que les acusó de derivar a los pacientes más costosos.

Médicos de la Jiménez Díaz acusan a Gómez de «faltar a la verdad» sobre los trasplantes de riñón
Médicos de la Jiménez Díaz acusan a Gómez de «faltar a la verdad» sobre los trasplantes de riñón

El líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, acusó una vez más este jueves a la Comunidad de Madrid de «poner de rodillas» a la Sanidad frente a las constructoras. Lo hizo en el transcurso de su intervención en la Asamblea regional. Para justificar su ataque al Ejecutivo de Esperanza Aguirre, Gómez puso como ejemplo a la Fundación Jiménez Díaz (FJD). Según el secretario general del PSM, este hospital deriva los tratamientos más costosos a los centros públicos y reserva para sus instalaciones las intervenciones más baratas. Para defender su tesis, la misma que ya formuló Rubalcaba en el debate electoral del pasado lunes ante Rajoy, Gómez aseguró que en la Jiménez Díaz se realizan tres veces menos trasplantes de riñón que hace 10 años, pero tres veces más operaciones de cataratas.
Ayer, los responsables médicos de la Jiménez Díaz rebatieron los argumentos de Gómez por medio de una carta en la que lamentan que, por interés electoral, el PSM ponga en entredicho su «buen hacer profesional y la calidad de los servicios» que prestan.
Ni reclamaciones, ni espera
En la misiva, los Jefes de Servicio de la FJD subrayan que Tomás Gómez falta a la verdad al atacar a uno de los hospitales «mejor valorados por la ciudadanía». Y aportan datos para echar por tierra las acusaciones de Gómez: la FJD atiende al año a más de un millón de pacientes y tiene, dentro de la Comunidad de Madrid, el menor número de reclamaciones formuladas por sus usuarios y la menor demora en Lista de Espera de España. Además, 13.000 pacientes en lo que va de 2011 han acudido a este centro para recibir asistencia en el ejercicio de su derecho a la libre elección. Los responsables médicos de la Fundación han querido asimismo negar que estén derivando los tratamientos más costosos a los centros públicos. En lo que se refiere en concreto a la disminución de los trasplantes de riñón, los responsables médicos subrayan que, con anterioridad a que en 2003 fueran transferidas las competencias sanitarias, realizaban operaciones a pacientes de otras comunidades autónomas y que, además, el número de donantes adscritos a la FJD ha disminuido. Frente a los ataques infundados de los socialistas, los profesionales de la Jiménez Díaz sostienen en la carta que nunca han rechazado «a ningún paciente por el grado de complejidad de su dolencia, y mucho menos por una cuestión económica». Una vez hecha pública la carta, el PSM reiteró sus acusaciones y, para ello, se escudó en las cifras de las memorias anuales publicadas por el Sistema de Infomación de la propia FJD. Según los datos aportadas por los socialistas, en 2002 la Jiménez Díaz realizó 18 trasplantes de riñón frente a los 8 de 2010.