Fútbol

El árbitro puede con Osasuna

El equipo de Camacho acabó el encuentro contra el Málaga con ocho jugadores. El conjunto andaluz terminó con diez y logró la remontada cuando tenía superioridad numérica

2-3. El Málaga remonta tras aprovechar su superioridad numérica con un gol de Salva
2-3. El Málaga remonta tras aprovechar su superioridad numérica con un gol de Salva

PAMPLONA- El árbitro Clos Gómez borró a todos los futbolistas ayer en el Reyno de Navarra. Con su facilidad para sacar amarillas, se llevó todo el protagonismo y hundió a Osasuna. Ni los locales ni el Málaga consiguieron acabar el partido con once futbolistas. Al final, diez del Málaga pudieron con los ocho que quedaban de Osasuna. Tampoco estaba José Antonio Camacho en el banquillo: fue expulsado.Once contra once, Osasuna ga- naba. Apoño, de penalti, había adelantado al Málaga nada más comenzar el encuentro. Los locales no se hundieron. El espíritu de Camacho se ha contagiado a los futbolistas y Osasuna parece capaz de sobreponerse a casi todos los golpes. A casi todos, que no pudo con tres expulsiones.Antes de que Clos Gómez comenzara su festival, Osasuna tuvo tiempo para remontar el marcador. Primero Plasil y después Ne- kouman, en un magnífico lanzamiento de falta, puso por delante a los locales. Fue antes del descanso cuando Clos Gómez comenzó su festival. El primero en marcharse del campo antes del tiempo fue el osasu- nista Puñal. El centrocampista hizo dos faltas y fue expulsado. No tardó mucho Clos Gómez en igua- lar el partido de nuevo. El defensa del Málaga, Gámez empujó a Ma- soud y fue expulsado antes de que acabara el primer tiempo. Diez contra diez, Osasuna aguantó. Pero cuando fue expulsado Josetxo, el partido se le escapó. Con uno menos, Osasuna no pudo escapar del miedo y el Málaga aprovechó su ventaja numérica para llevarse los tres puntos. Los delanteros visitantes llegaban con mucha más facilidad al área de Roberto. Dos minutos después de la expulsión de Josetxo, Lolo empató en el encuentro. Camacho fue expulsado por protestar, Salva hizo el tercero, el de la victoria y Vadocz fue el último en irse antes de tiempo a la caseta por orden de Clos Gómez.