El juez Flors conocía la conversación que exculpa a Camps y la rechazó como prueba

El Gobierno valenciano denuncia que sólo la defensa desconocía estas pruebas

Flors instruyó el «caso de los trajes»
Flors instruyó el «caso de los trajes»

VALENCIA- El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana reconoció ayer que el juez instructor del denominado «caso de los trajes», José Flors, conoció las grabaciones que exculpaban al presidente Camps de haber recibido regalos y no las incluyó porque en dichas conversaciones «no habían intervenido personalmente los imputados». Y que no las comunicó a las partes porque «estaban bajo secreto de sumario por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de Madrid».Quizá previendo que su actuación iba a ser interpretada por la defensa como un motivo claro de indefensión, el comunicado del TSJ se adelanta al decir que «la misión del magistrado instructor es velar por que el procedimiento se siga con todas las garantías para la totalidad de las partes personadas en el mismo, sin que pueda producirse indefensión para ninguna de ellas».Fuentes de Presidencia de la Generalitat señalaron ayer que «es inconcebible que (las grabaciones exculpatorias) no se tuvieran en cuenta en el proceso, ya que son muchas las voces jurídicas que alertan que de haber sido así no hubiera existido el proceso».Señalan además que «no hay justificación para ocultar sólo las pruebas que exoneran a Camps cuando durante un año se habían estado filtrando aquéllas que le perjudicaban». Añaden que «sólo la defensa desconocía las pruebas, ya que tanto el Ministerio Fiscal como el magistrado instructor conocían su existencia», por lo que «se ha vulnerado el derecho a la defensa bajo el argumento del secreto de sumario».También hacen hincapié en que el TSJ de la Comunitat reconoce que sí recibieron las pruebas y no niega que las mismas exculpen a Camps.Consideran desde Presidencia que «entre estas pruebas hay conversaciones grabadas en sede penitenciaria entre dos imputados y sus abogados en las que se concluye que Camps es víctima de un montaje».Como se recordará en dichas conversaciones Francisco Correa asegura que «lo de Valencia lo van a desestimar (...) ¡vamos hombre, vas a comprar a un presidente de comunidad autónoma con una chaqueta!». También Crespo asegura que «el TSJ va a tener difícil sostener la acusación contra Camps porque no es cierta, si Camps se hizo los trajes allí, los habrá pagado de su bolsillo».