La Infanta visita a los Reyes

MADRID- La Infanta Cristina viajó ayer a Madrid para ver a sus padres, los Reyes, y a otros miembros de su familia, según confirmó ayer a este periódico una fuente no oficial del Palacio de la Zarzuela. Aunque el departamento de Relaciones con los medios de la Casa de S.M. el Rey no quiso confirmar oficialmente la visita de la Infanta Cristina a sus padres, se puede afirmar sin lugar a dudas que doña Cristina estuvo gran parte del día de ayer en el Palacio de la Zarzuela compartiendo una parte de su tiempo con su familia. Algo que se puede considerar del todo lógico y natural, como apuntaba la fuente antes citada, ya que lo extraño y antinatural hubiera sido que la Duquesa de Palma hubiera viajado a España y no hubiera tenido el detalle de pasar por Madrid para ver a sus padres.

 La Duquesa de Palma viajó de Barcelona a Madrid en la mañana de ayer para ver a su familia, con parte de la cual mantiene una tensa relación a partir de que se hayan ido conociendo los numerosos detalles del sumario abierto contra su marido Iñaki Urdangarín, por su imputación en el llamado «caso Palma Arena». La última vez que la Infanta estuvo en Madrid fue el día 12 de Octubre, fecha en la que asistió con su esposo a la recepción ofrecida por los Reyes en el Palacio Real con motivo del día de la Fiesta Nacional.

Las primeras imágenes de la Infanta en territorio español se difundieron el pasado miércoles, cuando acudió en Barcelona a la sede de la Fundación La Caixa en la que desempeña el cargo de responsable del área internacional. Doña Cristina se dejó fotografiar sin poner ningún tipo de inconveniente e incluso esbozó una tímida sonrisa ante las numerosas cámaras congregadas en las cercanías de la Diagonal de la capital catalana, donde está ubicada la oficina central de la entidad para la que trabaja. También trascendió que el motivo del viaje de la Infanta a Barcelona era asistir a distintas reuniones de trabajo relacionadas con su ocupación laboral que tiene ahora como objetivo primordial el conseguir la plena vacunación de los niños de los países del tercer mundo.

También trascendió la reunión que mantuvo la Infanta con el abogado y portavoz de su marido, Mario Pascual Vives, quien declaró a los periodistas que había sido para confirmar algunos datos después de las últimas reuniones mantenidas con su marido, Iñaki Urdangarín. El letrado, única persona autorizada por el ex deportista para hacer declaraciones, contestó a los periodistas que le preguntaron por el estado de ánimo de la Infanta, que notó a doña Cristina «preocupada». Una impresión que coincide con la de otra persona que ha tenido la oportunidad de verla estos días y que ha dicho que aunque no atraviesa su mejor momento, la Infanta está serena y mantiene la calma a pesar de todo lo que está pasando.

El departamento de Relaciones con los Medios del Palacio de la Zarzuela, al ser preguntado por este periódico sobre la presencia de doña Cristina en Madrid y la posible visita a sus padres, argumentó que no se iba a confirmar o desmentir este hecho por pertenecer al ámbito de la vida privada y familiar de la Duquesa de Palma. Lo cierto es que desde que el Jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, declarara en el pasado mes de diciembre que la conducta del Duque de Palma en el denominado caso Palma Arena parecía poco ejemplar y anunciara el alejamiento de Urdangarín de los actos oficiales de la Casa Real, la relación familiar de la Infanta Cristina con sus padres y hermanos atraviesa un delicada situación.

 

La distancia con la Familia Real
Ni los Duques de Palma vinieron a España para pasar las Navidades con su familia, como hasta ahora era habitual, ni ninguno de ellos se desplazó a Washington para acompañar a los Duques en estas horas bajas. Sobre todo después del revuelo mediático que se montó tras la visita de la Reina Sofía a la capital estadounidense para ver a su hija y a sus nietos, momento que se reflejó en unas fotos en las que aparecían los Duques y doña Sofía y que fueron interpretadas como un apoyo de la Reina a su yerno.