Con ustedes Blue Ivy

Su llegada fue anunciada a bombo y platillo, y la madre, Beyoncé Knowles, perseguida por los fotógrafos que buscaban plasmar su redonda figura. Sin embargo, para sorpresa de todos, la primera imagen de la hija de Beyoncé y Jay Z ha sido «inesperada y regalada» a través de una red social. «Bienvenidos a nuestra alegría. Gracias por respetar nuestra privacidad en un momento tan bonito en nuestras vidas. Familia Carter». Con este escueto mensaje acomapañando cinco instantáneas, ha nacido una estrella: Blue Ivy Carter.

La expectación mediática en torno al nacimiento ha sido enorme, y las especulaciones ya habían comenzado con los supuestos significados ocultos encerrados en el nombre de la pequeña, con el que muchas publicaciones se han divertido hasta límites absurdos. Algunos han afirmado que es el nombre de un tipo de marihuana, y otros aludían a las similitudes de la grafía con número romanos. En todo caso, la pequeña posaba ayer junto a su madre y a su padre, por separado, envuelta en una manta en la red social «Tumblr».

Registran su nombre
La cantante y su marido se han obsesionado con que a Blue Ivy no le falte de nada y por eso, según han publicado algunos medios estadounidenses, la pequeña duerme en una de las cunitas más lujosas (y caras) del mundo, amén de otros caprichos de lo más inservibles pero dignos de una princesa. Hasta tal punto ha llegado la obsesión con evitar que se comercie con el nombre del bebé, el cual, según informaba «The Washington Post», sus padres habrían registrado el nombre de la pequeña como marca para evitar que nadie se lucre lanzando un producto con un nombre tan original.
Según este medio, dicha solicitud probablemente sea aceptada por la oficina de patentes, pues busca la protección de la imagen de una menor, a la que, de momento, se conoce por cinco imágenes: en los brazos de mamá, en los de papá, dormida, posando y mostrando su mano.

Blue Ivy Carter nació por cesárea y sin complicaciones el pasado 7 de enero. Pesó 3 kilos y 175 gramos. En apenas un mes, su madre ya ha vuelto a subirse a un escenario. Fue en el Carnegie Hall de Nueva York, donde se presentó con sus curvas habituales, recuperada en tiempo récord. Ahora que se ha dado a conocer la imagen de la pequeña, la pregunta más repetida en todas partes es: ¿A quién se parece Blue Ivy?

 

Entre el lujo y los excesos
- Beyoncé pago 1.3 millones de dólares por su estancia en el Hospital Lenox Hill de Nueva York, donde dio a luz a su hija.
- La pequeña Ivy dormirá en una cuna por la que sus padres han pagado 23.000 dólares.
- El primer regalo que recibió fue el de Gwyneth Paltrow: una sillita de color gris valorada en 1.000 dólares. Lady Gaga optó por un vestidito de diamantes.
- La cantante ha contratado a seis niñeras para que estén a cargo de Ivy.