El descenso castigo para los morosos

Hoy termina el plazo para que los futbolistas pertenecientes a clubes con deudas económicas presenten sus denuncias por impago.

Albert Soler
Albert Soler

Madrid- Se prevé contabilizar unas 300 denuncias, el número de futbolistas que esta temporada no han percibido sus respectivas retribuciones debido a «la mala gestión de sus directivos», según palabras del secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler.
La situación económica del fútbol español es de clara injusticia ¿Por qué? Hay equipos que toman el camino del endeudamiento para obtener fichajes de renombre, el problema es que son cantidades que en la mayoría de los casos no se pueden asumir. Soler lo dejó claro «se gasta más de lo que se tiene». Lo lógico sería pensar que la ley penaliza este tipo de comportamientos. Y sí, hay una norma que establece que toda entidad que no pueda afrontar unas cuentas negativas descenderá de categoría. Pero en contrapartida hay otra ley que permite acogerse al concurso de acreedores: la ley concursal, que prevalece sobre la anterior. Así que el club con deuda millonaria solicita el concurso e inmediatamente una serie de gestores se hacen cargo de sus cuentas. Y el tiempo pasa. Y pasa. Y la entidad ni paga, porque no hay dinero, ni pierde la categoría, porque está intervenida y ésta es garantía suficiente.
Hay 22 clubes españoles en esta situación. «Pero todo está a punto de cambiar», apuntó Soler. El Consejo Superior de Deportes ha solicitado la modificación de la ley concursal para que independientemente de que el club solicite o no el concurso de acreedores sea penalizado y descienda a la categoría anterior. «Esto es justicia», zanjó. Así es, compensaría la buena praxis de aquellos equipos que asumen sus limitaciones.
La propuesta se encuentra en el Congreso pendiente de la aprobación del PP. De recibir el apoyo necesario, aunque es improbable en esta legislatura, equipos como el Rayo Vallecano (deuda de más de 40 millones), el Zaragoza (110 millones) o el Betis (debe 1,5 millones al Elche) vivirían de nuevo el drama del descenso.